sábado, 11 de agosto de 2012

EL CÓDIGO SECRETO DE LA BIBLIA - ivoox.com



ivoox.com


juancas

EL CÓDIGO SECRETO DE LA BIBLIA - ivoox.com

Creado por juancas  del 11 de Agosto del 2012



  1. Hechos que el código secreto de la Biblia acertó
  2. El codigo secreto de la Biblia LZC 10
  3. El codigo secreto de la Biblia EEB
  4. El código secreto de la Biblia (apocalipsis) canal de historia
  5. El código secreto de la Biblia
  6. Código secreto de la Biblia con Bruno Cardeñosa [1998]
  7. Milenio 3. Programa 104. EL CÓDIGO SECRETO DE LA BIBLIA
  8. Los pitagóricos y Biblia.
  9. Monográficos de las 3C. El código secreto de la biblia
  10. el codigo secreto de la Biblia
  11. El Código Secreto de la Biblia
  12. El codigo secreto de la biblia
  13. El codigo secreto de la Biblia ii
  14. El codigo secreto de la bBiblia
  15. Las de más allá: El codigo secreto de la biblia
  16. Bruno Cardeñosa - 100 Enigmas Del Mundo-Audiolibro 1De4
  17. Bruno Cardenosa - 100 Enigmas Del Mundo-Audiolibro 2De4
  18. Los enigmas de La Biblia (3de8): El código secreto del libro de la revelación
  19. 17º Programa / 16ª Temporada (07 enero 2011) 1ª parte
  20. 17º Programa / 16ª Temporada (07 enero 2011) 2ª parte
  21. 17º Programa / 16ª Temporada (07 enero 2011) 3ª parte
  22. Bruno Cardenosa - 100 Enigmas Del Mundo-Audiolibro 4De4
  23. La profecía de Newton (2012-06-22)
  24. Bruno Cardenosa - 100 Enigmas Del Mundo-Audiolibro 3De4
  25. Episodio 21: fREcuencias MI•LA•grosas> Los Tonos SOLfeggio
  26. Otros Mundos 7-1-2011 ‘La oscura puerta de Gehenna’. Investigación Ovni’.‘Recopilatorio parafónico’
  27. La secta moon, skull&bones, el vaticano y el nuevo orden mundial.
  28. Mediunidad II
  29. Desconocidas y Fascinantes: Anne Lister, con Thais Morales.
  30. LISTA de REPRODUCCIÓN
  31. CUADROS de VINCULOS



Hechos que el código secreto de la Biblia acertó

Ir a descargar

Hechos que el código secreto de la Biblia acertó
33:13 min

En la sección ‘Secretos de la Religión’, Paco Buitrago nos habla de algunos hechos que se han producido y que aparecen plasm ados en la Torá. Mensajes que dicen ser parte de un código oculto que fueron predichos con antelación... Episodios que han tenido lugar miles de años después de que fueran escritos y que son parte de ese código secreto que parece encontrarse en el citado libro sagrado. Dirige y presenta: Javier Belmar 

Género: Radio 
Canal: Otros Mundos 'La Nave del Misterio'


El código secreto de la Biblia LZC 10

Ir a descargar

El codigo secreto de la Biblia LZC 10
35:20 min

Hoy en la zona cero escucharemos un monografico sobre el codigo secreto de la Biblia   

Género: Radio 
Canal: Misterios


El codigo secreto de la Biblia EEB

Ir a descargar

El codigo secreto de la Biblia EEB
47:21 min 

El fin llegara como un ladron en la noche...Las señales profeticas .....cuando llege el fin ....quien se salvara?.Daremos un repa so a este fascinante que enigma que se sucede entorno al codigo secreto de la Biblia. Programa emitido por Espacio en Blanco 

Género: Podcasting 
Canal: Misterios


El código secreto de la Biblia (apocalipsis) canal de historia

Ir a descargar

El código secreto de la Biblia (apocalipsis) canal de historia
44:43 min 

DESDE LA ANTIGÜEDAD LA HUMANIDAD HA BUSCADO UN SIGNIFICADO O UN MENSAJE OCULTO EN UNO DE LOS MÁS MISTERIOSOS TEXTOS CONOCIDOS, LA BIBLIA, DESDE LOS MÍSTICOS HASTA EL LEGENDARIO ISAAC NEWTON, LA BÚSQUEDA DE MENSAJES SECRETOS SEGUIRÍA DURANTE SIGLOS, HASTA QUE UN MATEMÁTICO AFIRMÓ HABER DESCUBIERTO LA CLAVE GRACIAS A UN ORDENADOR. 

Género: Otros géneros 
Canal: GENERO DOCUMENTAL


El código secreto de la Biblia

Ir a descargar

El código secreto de la Biblialogo de
05:41:27 min

El CÓDIGO SECRETO DE LA BIBLIA 

El inquietante mensaje que sólo hoy a podido ser descifrado gracias a la informática MICHAEL DROSNIN 
Este libro fue pasado a formato digital para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HERNÁN Para descargar de Internet: “ELEVEN” – Biblioteca del Nuevo Tiempo Rosario – Argentina Adherida a: 
Directorio Promineo: www.promineo.gq.nu 
El código secreto de la Biblia Título original: Bible Code © One Honest Man, Inc., 2000. por la traducción, Traducción Andy Ehrenhaus © Editorial Planeta, S. A., Digitalizador: desconocido Editado: Nascav (España) L-01 – 20/01/04 Pero tú, Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Libro de Daniel 12, 4 Por persistente que sea, la distinción entre pasado, presente y futuro es pura ilusión. ALBERT EINSTEIN, 1955 

INDICE

INTRODUCCION
CAPITULO UNO: EL CODIGO.
CAPITULO DOS: EL HOLOCAUSTO ATÓMICO
CAPITULO TRES: TODO SU PUEBLO EN GUERRA
CAPITULO CUATRO: EL LIBRO SELLADO
CAPITULO CINCO: EL PASADO RECIENTE
CAPITULO SEIS: ARMAGEDON
CAPITULO SIETE: APOCALIPSIS
CAPITULO OCHO: LOS DIAS FINALES
COROLARIO
NOTAS A LOS CAPITULOS
NOTAS A LAS ILUSTRACIONES
APENDICE .
AGRADECIMIENTOS 

INTRODUCCIÓN 
El reportaje es el primer borrador de la historia. Este libro ofrece un informe completo de un código oculto en la Biblia que revela hechos ocurridos miles de años después de que la propia Biblia fuera escrita. 

Quizá se trate, por tanto, del primer borrador del futuro. Nuestro conocimiento del código bíblico es incipiente. Es como acceder a un gigantesco puzzle de infinitas piezas con sólo unos pocos cientos o miles de ellas en la mano. Tampoco tenemos un modelo: hemos de imaginarlo. Lo único que puedo afirmar con absoluta certeza es que hay un código en la Biblia y que en un puñado de dramáticos casos ha servido para anunciar hechos que ocurrieron tal y como se había predicho. No hay manera de saber si el código será igualmente certero en cuanto al futuro más lejano. Me he propuesto aplicar aquí los mismos criterios de investigación periodística que he aplicado en otros casos. He empleado cinco años en verificar la información. No he dado nada por hecho sin contrastarlo antes. He confirmado cada hallazgo del código bíblico en mi ordenador personal mediante dos programas distintos: el empleado por el matemático israelí que descubrió el código y un segundo programa diseñado de manera independiente del primero. Asimismo, he entrevistado a los científicos que investigaron el código tanto en Estados Unidos como en Israel. Fui testigo de muchos de los hechos descritos en el libro. 

Cuando no fue así, el relato de los mismos se ha basado en testimonios directos o en noticias confirmadas por prensa escrita. Al final del libro hay un apartado de minuciosas notas rerentes a cada capítulo, otro de notas relativas a las ilustraciones y una copia del experimento original que dio veracidad al código de la Biblia. Me he trazado el objetivo de referir cuanto está codificado en la Biblia con la misma objetividad con que habría cubierto un suceso de actualidad en mis tiempos en el Washington Post o la información sobre un consejo de dirección cuando trabajaba en el Wall Street Journal. No soy rabino ni sacerdote, ni un estudioso de la Biblia. No tengo convicciones preconcebidas pero sí un único rasero: la verdad. Este libro no es la última palabra. Es sólo el primer aviso. 

CAPITULO UNO EL CÓDIGO 

El 1 de septiembre de 1994 volé a Israel para encontrarme en Jerusalén con el poeta Chaim Gun, amigo íntimo del primer ministro Itzhak Rabin. «Un matemático israelí ha descubierto en la Biblia un código oculto que parece revelar hechos ocurridos miles de años después de que fuera escrita», rezaba mi carta a Rabin. «Si me he permitido escribirle es porque la única vez que su nombre completo -Itzhak Rabin-aparece codificado en la Biblia, las palabras "asesino que asesinará" lo cruzan. »Esto no debería tomarse a la ligera, toda vez que los asesinatos de Anwar al-Sadat y de John y Robert Kennedy también aparecen codificados en la Biblia; en el caso de Sadat, con el nombre completo del homicida, la fecha y el lugar del atentado, y el modo de perpetrarlo. »Creo que corre usted un grave peligro, pero también que el peligro puede ser evitado.» 

El 4 de noviembre de 1995 llegó la terrible confirmación. Un hombre que se creía encomendado por Dios acababa de disparar a Rabin por la espalda. Durante tres mil años, el atentado había permanecido oculto en el código secreto de la Biblia. La muerte de Rabin vino a confirmar, de manera dramática, que el código bíblico, el texto oculto en el Antiguo Testamento que vaticina el futuro, es una realidad innegable. El código fue descubierto por el doctor Eliyahu Rips, uno de los expertos mundiales en teoría de grupos, el modelo matemático en el que se basa la física cuántica. Lo han corroborado renombrados matemáticos de Harvard, Yale y la Universidad Hebrea. Lo ha verificado un experto en descodificación del Departamento de Defensa de Estados Unidos. Ha superado tres niveles de revisión por parte de una destacada publicación científica. El asesinato de Rabin no es el único acontecimiento moderno de que da cuenta el código. Además de los atentados contra Sadat o los hermanos Kennedy, en la Biblia están codificados centenares de hechos cruciales para el mundo, desde la segunda guerra mundial hasta el escándalo del Watergate, el Holocausto, la bomba de Hiroshima, la llegada del hombre a la Luna o el reciente impacto de un cometa en Júpiter. 

Tampoco ha sido el asesinato de Rabin el único acontecimiento anunciado con antelación. El día exacto en que el cometa chocaría con Júpiter fue descodificado antes de que ocurriera, y otro tanto sucedió con las fechas de la guerra del Golfo. Nada de esto parece ajustarse a las reglas de nuestro pragmático mundo y, puesto que no soy creyente, yo sería de los primeros en tacharlo de fiebre milenarista. Pero he estado metido en ello durante cinco años. He pasado muchas semanas junto al doctor Rips, su descubridor. He aprendido hebreo y comprobado el código día tras día en mi ordenador personal. He hablado con el funcionario de Defensa estadounidense que confirmó personalmente la existencia del código en la Biblia. 

Y me he desplazado a Harvard, Yale y la Universidad Hebrea para entrevistar a tres de los más eminentes matemáticos del mundo. Todos ellos han coincidido en afirmar que en la Biblia hay un código y que éste predice el futuro. Yo, en cambio, siempre me mantuve reticente. Hasta que Rabin fue asesinado. Aunque yo mismo había encontrado en el código la clara advertencia de que Rabin sería asesinado durante el año judío que empezaba a finales de 1995, jamás creí que pudiera ocurrir. Al morir Rabin cuando y como rezaba la predicción, lo primero que pensé fue: «Dios mío, esto va en serio.» No podía ser una coincidencia. Las palabras «asesino que asesinará» cruzan el nombre de «Itzhak Rabin» la única vez que éste aparece completo en el Antiguo Testamento. Según el código de la Biblia, Rabin moriría en el año judío que empezaba en septiembre de 1995. 

El 4 de noviembre de 1995, el mundo conoció la trágica noticia de su muerte. Chaim Guri, el amigo de Rabin, me confesó que pensó lo mismo que yo cuando se enteró del atentado. «Fue como si me atravesaran el corazón con un puñal dijo Guri-. Llamé al jefe del Estado Mayor, el general Barak, y le dije: "El periodista norteamericano lo sabía desde hace un año; se lo advertí al primer ministro. 

Estaba en la Biblia."» La primera vez que tropecé con la predicción del asesinato de Rabin recordé la pregunta que me había hecho el editor: «Si hubiera sabido usted acerca del asesinato de Sadat antes de que ocurriera, ¿podría haberle avisado del peligro y evitado que sucediera?» Con Rabin lo intenté y fallé. Nadie logró dar previamente con el nombre del pistolero o la fecha exacta del atentado. Pocos días después de mi primer contacto con el primer Ministro israelí, el doctor Rips y yo fuimos a ver al principal científico del Ministerio de Defensa, el general Isaac Ben-Israel. 

Buscábamos nuevos detalles. Pero sólo parecía figurar el año. Después del atentado, el nombre del asesino -«Amir»-saltó de inmediato a la vista. Siempre había estado allí, encima del de su víctima, perfectamente descifrable. «Amir» aparecía codificado en el mismo sitio que «Itzhak Rabin» y «asesino que asesinará». Más aún; las palabras «nombre del asesino» aparecían en el texto de la Biblia en el mismo versículo que encerraba el nombre de «Amir». En ese preciso versículo, el texto oculto afirmaba «Golpeó, mató al primer ministro». Incluso llegaba a identificarlo con un israelí que dispararía casi a quemarropa: «Su asesino, uno de su gente, aquel que se acercó.» 

El código revelaba adernás cuándo y dónde ocurriría. «En 5756», el año judío que empezó en septiembre de 1995, se cruzaba con «Tel-Aviv» y «asesinato de Rabin». «Amir» volvía a aparecer muy cerca. No obstante, antes del atentado sólo sabíamos que el código vaticinaba que sería «en 5756». Y Rabin ignoró las advertencias. «No te creerá -me había prevenido su amigo Guri cuando le entregué la carta-. Rehúye todo misticismo. Y además es fatalista.» De modo que no sé si podía haberse evitado el asesinato. Sólo sé lo que le expresé al primer ministro en mi carta: «Nadie puede decirle si un acontecimiento codificado está predeterminado o es sólo una posibilidad. Yo creo que es una posibilidad, es decir, que en la Biblia están codificadas todas las probabilidades y que nuestros actos determinan el resultado final.» No habíamos sido capaces de salvarle la vida a Rabin. 

Pero de manera súbita, casi brutal, yo tenía la absoluta certeza de que el código de la Biblia era una realidad. Cuando, hace cinco años, volé a Israel por primera vez, el código de la Biblia, e incluso la propia Biblia, estaba muy lejos de mis intereses. El objeto de mi viaje era conversar con el jele de la inteligencia israelí sobre la guerra del futuro. Sin embargo, estando allí tuve noticias de otro misterio, un misterio que me hizo retroceder varios milenios de golpe: exactamente 3200 años, hasta la época en que, según la Biblia, Dios se dirigió a Moisés en el monte Sinaí. 

Un joven funcionario al que había conocido poco antes se dirigió a mí cuando me disponía a abandonar la sede del servicio secreto. -Hay un matemático en Jerusalén a quien me gustaría que conociese -me dijo-. Al parecer encontró la fecha exacta del inicio de la guerra del Golfo en la Biblia. -No soy creyente -dije, entrando en mi coche. -Tampoco yo lo soy -dijo el funcionario-. Pero el caso es que él encontró un código en la Biblia con la fecha exacta del conflicto tres semanas antes de que estallara. Parecía muy difícil de creer. Pero el funcionario era tan poco religioso como yo, y el hombre que había descubierto el código tenía fama de ser un auténtico genio de las matemáticas. Fui a verle. 

Eli Rips es un hombre modesto. Tal es así que tiende a quitarse méritos por su propio trabajo y adjudicárselos a otros, y nadie diría que es un matemático de renombre mundial. Cuando nos conocimos en junio de 1992, en su casa de las afueras de Jerusalén, supuse que hacia el final de la velada yo acabaría comprobando que no tenía ningún descubrimiento que mostrarme. 

Rips extrajo un volumen de su biblioteca y me leyó una cita de un sabio del siglo XVIII llamado el Genio de Vilna: «Es regla que todo lo que fue, es y será hasta el fin de los tiempos está incluido en la Torá, desde la primera hasta la última palabra. Y no tan sólo en un sentido general, sino hasta el menor detalle de cada especie y cada uno de sus individuos, y hasta el detalle de cada detalle de cuanto le ocurra a éste desde que nace hasta que deja de existir.» Cogí una Biblia de su escritorio y le pedí que me enseñara dónde aparecía en ella la guerra del Golfo. 

En lugar de abrir el libro sagrado, Rips encendió su ordenador. -El código de la Biblia es un programa de ordenador -explicó. En la pantalla aparecieron cientos de letras hebreas resaltadas en cinco colores distintos. Parecía un enorme crucigrama. Rips me mostró una hoja impresa. «Hussein», «Scuds» y «misil ruso» aparecían codificados juntos en el Génesis. La secuencia completa del código rezaba: «Hussein escogió un día.» -Aquí, en Génesis 14, donde se narra la historia de las guerras de Abraham con los reinos vecinos, encontramos la fecha: «fuego el 3 Shevat». 

Esa fecha del calendario judío equivale al 18 de enero de 1991-dijo Rips levantando la vista de la pantalla-. Es el día en que Iraq lanzó el primer misil Scud contra Israel. -¿Cuántas fechas ha encontrado usted? -pregunte. -Sólo ésta, tres semanas antes de que estallara la guerra -repuso Rips. -Pero ¿quién podía saber hace tres mil años que habría una guerra del Golfo, por no mencionar el misil lanzado el 18 de enero? -Dios. El código de la Biblia fue descubierto en el texto hebreo original del Antiguo Testamento, es decir, en la primera versión escrita del libro sagrado. Este libro ha sido traducido a casi todos los idiomas y es hoy la base de la religión occidental. 

El código de la Biblia es ecuménico: su información va dirigida a todos. Sin embargo, sólo existe en hebreo, ya que éste es el idioma original de la Biblia. Rips me contó que el primero en intuir la presencia de un código en el texto fue un rabino de Praga, hace ya más de medio siglo. El rabino, que se llamaba H. M. D. Weissmandel, descubrió que si se saltaba cincuenta letras y luego otras cincuenta y otras cincuenta más podía leer la palabra «Torá» desde el principio del libro del Génesis. Y que lo mismo ocurría con el libro del Éxodo. 

Y en el de los Números. Y en el Deuteronomio. «Yo me enteré por pura casualidad hablando con un rabino de Jerusalén -me dijo Rips-. Intenté encontrar el original y finalmente di con la única copia que existe, aparentemente, en la Biblioteca Nacional de Israel. No se extendía mucho sobre el código, apenas unas pocas páginas, pero parecía interesante.» Aquello fue doce años atrás. «Empecé contando letras, como Weissmandel -continuó Rips-. Verá, Isaac Newton también anduvo detrás del código de la Biblia y lo consideraba más importante que su teoría del universo.» Isaac Newton, el primer científico moderno, el hombre que formuló los principios mecánicos de nuestro sistema solar y descubrió la fuerza de gravedad, estaba seguro de que la Biblia ocultaba un código capaz de revelar el futuro. Aprendió hebreo y dedicó la mitad de su vida a buscarlo. 

De acuerdo con su biógrafo John Maynard Keynes, se diría que Newton estaba obsesionado con el código. Cuando Keynes asumió el cargo de rector de Cambridge, descubrió las notas que Newton había dejado allí al abandonar la rectoría. Keynes no cabía en sí de asombro. La mayor parte del millón de palabras manuscritas por el propio Newton no versaban sobre matemáticas o astronomía, sino sobre teología esotérica. 

Dejaban bien a las claras la certeza del gran físico de que la Biblia ocultaba una profecía de la historia de la humanidad. Newton, afirmaba Keynes, estaba convencido de que la Biblia y el universo entero eran un «criptograma pergeñado por el Todopoderoso», y estaba deseoso de «leer el acertijo de la mente divina, el acertijo de los acontecimientos pasados y futuros que la divinidad había preestablecido». Newton murió sin encontrar el código. Por variados que fueran los modelos matemáticos que aplicaba, no logró encaminar sus largos años de búsqueda. Rips si lo lograría. Isaac Newton no pudo descubrirlo porque, a diferencia de Eliyahu Rips, carecía de una herramienta esencial: el ordenador. 

El código de la Biblia tenía una especie de protección temporal. Un sello inviolable, salvo para los ordenadores. «Usé un ordenador y atravesé el umbral -explicó Rips-. Encontré tantas palabras codificadas que ya no podía tratarse de una mera casualidad estadística. Estaba seguro de haber dado con algo verdaderamente importante. »Lo recuerdo como el momento más feliz de mi vida», me confesó Rips, cuyo fuerte acento, mitad ruso, mitad hebreo, es fiel testimonio de su apresurada salida de Rusia, hace ya veinte años, con destino a Israel. Si bien es creyente y en la esquina superior derecha de cada una de las páginas de sus cálculos y anotaciones garabatea dos caracteres hebreos de agradecimiento a Dios, Rips considera, con Newton, que las matemáticas son sagradas. Armado de tesón, Rips finalmente logró elaborar un sofisticado modelo matemátiéo que, aplicado por ordenador, confirmaba la codificación del Antiguo Testamento. Sin embargo no lograba superar una última dificultad: encontrar el modo de demostrar los hechos de manera sencilla y elegante. 

Hasta que conoció a otro israelí, el físico Doron Witztum. Witztum no trabaja para ninguna universidad y, a diferencia de Rips, es prácticamente desconocido en el medio científico. Pero fue quien completó el modelo matemático, y por ello Rips lo considera «tan genial como Rutherford». Rips me dio una copia del experimento original, «Secuencias equidistantes de letras en el libro del Génesis». En el resumen de la página inicial podía leerse: «El análisis randomizado señala la existencia de información oculta en el texto del Génesis, imbricada en forma de secuencias equidistantes de letras. Su nivel de significancia es del 99,998%.» 

Allí mismo, en su sala de estar, leí el informe entero. Rips y sus colegas habían escogido 32 grandes sabios, eminencias de tiempos bíblicos y modernos, a fin de determinar si sus nombres, fechas de nacimiento y de muerte estaban codificadas en el primer libro de la Biblia. Luego buscaron estos mismos nombres y datos codificados en la traducción hebrea de Guerra y paz y en otros dos textos originales en hebreo. En la Biblia, nombres y fechas aparecían ligados. En Guerra y paz y los otros dos libros, no. Las posibilidades de dar por puro azar con la información codificada resultaron ser de una en diez millones. A modo de control, Rips cogió los 32 nombres y las 64 fechas y las entremezcló en diez millones de combinaciones distintas hasta que todos los pares obtenidos fueron incorrectos menos uno. 

Luego determinó, con la ayuda de un ordenador, cuál de los diez millones de ejemplos ofrecía mejores resultados. Para su sorpresa, en la Biblia sólo estaban apareados los datos correctos. «Ninguna de las 9999999 combinaciones al azar aparecían en el texto oculto -dijo Rips-. El resultado era de cero a 9999999, o de uno en diez millones.» Un experimentado descodificador de la ultrasecreta Agencia Nacional de Seguridad estadounidense, el centro clandestino de escucha situado en las inmediaciones de Washington, tuvo noticias del asombroso descubrimiento israelí y decidió investigar el caso. Harold Gans se había pasado la vida creando y rompiendo códigos para los servicios secretos norteamericanos. 

Era, por formación, experto en estadísticas. Hablaba hebreo. Y estaba seguro de que el código de la Biblia era «ridículo, cosa de diletantes». Gans confiaba en poder demostrar que el tal código no existía. De modo que creó su propio programa de ordenador y buscó la misma información que los israelíes pretendían haber encontrado. Para su sorpresa, los datos estaban allí. Las fechas de nacimiento y muerte de los sabios aparecían codificadas junto a sus nombres. Gans no daba crédito a sus ojos. Decidió buscar información totalmente nueva en el código para así poner en evidencia los fallos del experimento de Rips e incluso, quién sabe, demostrar que todo era un truco, un montaje. «Si el código -me dijo Gans-era en efecto real, supuse que las ciudades donde estos grandes hombres habían nacido y muerto también estarían codificadas.» 

Durante 440 horas, Gans no sólo buscó los nombres de los 32 sabios utilizados por Rips, sino que realizó el mismo control con una lista anterior, desechada por éste, de otros 34 sabios. En los 66 casos, los nombres y las ciudades de óbito y nacimiento coincidían. «Me entraron escalofríos al verificarlo», recuerda Gans. A la vista de los resultados no tuvo más remedio que creer en el código. El descodificador del Pentágono había corroborado, de manera independiente y con su propio programa, los resultados de los investigadores israelíes. 

Hombres que habían vivido cientos y miles de años después de que la Biblia fuera escrita aparecían codificados con todo detalle. Rips había encontrado las fechas. Gans, las ciudades. Sin duda, el código de la Biblia era real. «Concluimos, pues, que estos resultados permiten corroborar los resultados comunicados por Witztum, Rips y Rosenberg», escribió Gans en el informe final de su investigación. «El trabajo que realicé con el código de la Biblia -diría Gans luego-no se diferenciaba mucho de mi práctica habitual en el Departamento de Defensa. Al principio, mi escepticismo era del ciento por ciento. El código me parecía una soberana tontería. Me propuse desmantelarlo y acabé demostrando que era un hecho.» 

Había en la Biblia información acerca del pasado y el futuro codificada de manera tal que no existía posibilidad matemática alguna de que fuera casual; además, la información no aparecía en ningún otro texto. Rips y Witztum enviaron su artículo a Statistical Science, una destacada publicación científica norteamericana. Robert Kass, profesor de Carnegie-Mellon y editor de la revista, se mostró escéptico. No obstante decidió someterlo al juicio de otros expertos, que por otra parte constituye el procedimiento habitual de verificación entre colegas de todas las publicaciones científicas serias. 

Para asombro de Kass, el artículo de Rips-Witztum pasó la revisión. El primer revisor confirmaba la solidez matemática del trabajo. Kass recurrió a un segundo experto. Éste también dio fe de la corrección de los procedimientos. Entonces Kass hizo algo inédito: llamó a un tercer experto. «Nuestros revisores -me confió Kass-estaban desconcertados. La posibilidad de que el libro del Génesis contuviera información significativa acerca de personajes actuales iba contra todas sus convicciones. No obstante, las pruebas adicionales reconfirmaron el fenómeno.» Kass envió el siguiente mensaje por correo electrónico a los israelíes: «El artículo ha pasado la tercera revisión. Vamos a publicarlo.» 

A pesar del natural escepticismo de los matemáticos laicos, ninguno pudo encontrar error alguno en el procedimiento. Ninguno pudo esgrimir la más mínima objeción respecto del experimento. Tampoco pudo dar ninguno una explicación razonable de la sobrecogedora existencia en la Biblia de un código capaz de vaticinar hechos posteriores a su escritura. La Biblia tiene la forma de un gigantesco crucigrama. Está codificada de principio a fin con palabras que, al conectar entre sí, revelan una historia oculta. Cada palabra está formada por letras equidistantes entre sí, de manera que saltando x letras desde la primera surge, como en una especie de acróstico, el mensaje significativo. Pero el sistema no es tan simple como parece. Imbricada en todo el texto conocido de la Biblia yace oculta bajo el original hebreo del Antiguo Testamento una compleja red de palabras y frases, una nueva revelación. 

Hay una Biblia debajo de la Biblia. La Biblia no sólo es un libro: también es, por así decirlo, un programa de ordenador. Grabada en piedra y manuscrita en rollos de pergamino, impresa luego en formato de libro, la Biblia ha esperado durante siglos a que inventáramos los ordenadores. Ahora por fin podemos leerla como estaba pensado que lo hiciéramos. Para dar con el código, Rips eliminó los espacios entre palabras y convirtió la totalidad del texto bíblico original en una hebra continua compuesta por 304805 letras. Al hacerlo, estaba devolviendo la Torá a la forma primigenia que los grandes sabios le atribuyen. Pues ésa es la forma legendaria en que Moisés habría recibido la Biblia de Dios: «contigua, sin solución de palabras». 

El ordenador explora esta hebra en busca de nombres, palabras y frases codificadas. Comienza por la primera letra de la Biblia y verifica todas las secuencias alternas posibles: palabras formadas por saltos de 1, 2, 3, y así hasta varios miles de espacios. Luego repite la búsqueda comenzando por la segunda letra. Luego por la tercera, la cuarta, hasta llegar a la última letra del texto. En cuanto encuentra una palabra clave, el ordenador puede dedicarse a buscar información relacionada con ésta. 

Una vez tras otra descubre, codificados con significativa proximidad, nombres, fechas y lugares afines: Rabin, Amir, Tel-Aviv, el año de su asesinato, todo en el mismo tramo de texto. El ordenador registra las conexiones entre palabras tras someterlas a una doble verificación: que su proximidad en el texto sea significativa y que la secuencia alterna que las forma sea la más corta de todas las posibles. Rips puso como ejemplo del funcionamiento del códigó el caso de la guerra del Golfo: «Pedimos al ordenador que buscara las palabras "Saddam Hussein". Luego rastreamos la existencia de palabras afines que pudieran aparecer de manera matemáticamente significativa. 

Junto a "Guerra del Golfo" encontramos las palabras "Scuds" y "misiles rusos"; además, la fecha de inicio del conflicto estaba codificada con la palabra "Hussein".» Las palabras formaban una matriz de crucigrama. Los hechos demuestran a las claras que el código de la Biblia permite identificar grupos de palabras entrecruzadas que contienen bloques homogéneos de información. Junto a «Bilí Clinton», la palabra «presidente». Junto a «alunizaje», «nave espacial» y «Apolo 11». Junto a «Hitler», «nazi». Junto a «Kennedy», «Dallas». Uno tras otro, todos los experimentos y pruebas demostraron que las matrices de palabras cruzadas sólo aparecían en la Biblia. Ni en Guerra y paz ni en ningún otro libro conocido ni en diez millones de textos generados al azar por ordenador se verificaba este asombroso fenómeno. Según Rips, la cantidad de información codificada en la Biblia es infinita. 

Cada vez que se logra descodificar un nuevo nombre, palabra o frase, surge a su alrededor un nuevo crucigrama. Las palabras afines se entrecruzan en sentido vertical, horizontal y diagonal. Tomemos por caso el asesinato de Rabin. En primer lugar pedimos al ordenador que rastreara la Biblia en busca del nombre «Itzhak Rabin». Sólo aparecía una vez, con una secuencia alterna de 4772 espacios. El ordenador dividió toda la Biblia -la hebra completa de 304805 letras-en 64 hileras de 4772 letras cada una. El texto impreso del código consiste en una especie de instantánea de la parte central de esa matriz. En el centro de la instantánea aparece, en letras rodeadas por un círculo, el nombre «Itzhak Rabin». Si «Itzhak Rabin» hubiera estado escrito mediante una secuencia de diez saltos, cada hilera habría constado de diez letras. Si la secuencia hubiera sido de cien, las hileras habrían tenido cien letras de longitud. Cada vez que las hileras se reagrupan queda formado un nuevo juego de palabras y frases imbricadas. Cada palabra codificada determina la matriz de texto bíblico que se forma, el crucigrama que confecciona el ordenador. Hace tres mil años, la Biblia fue codificada de tal modo que el descubrimiento del nombre de Rabin revelara de manera automática información crucial relativa a su persona. Entrecruzadas con «Itzhak Rabin» encontramos las palabras «asesino que asesinará». 

Así lo refleja en el cuadro inferior la secuencia de letras encerradas en cuadrados: La probabilidad de que el nombre completo de Rabin apareciese junto con la predicción de su asesinato era al menos de una en tres mil. Para los matemáticos, todo lo que pasa de una en un centenar es altamente improbable. Las pruebas más rigurosas suelen ser de una entre mil. El 1 de septiembre de 1994 volé a Israel con el propósito de alertar a Rabin. No obstante, sólo un año después que fuera asesinado encontramos en el código el nombre de su asesino. Codificado junto a «Itzhak Rabin» y «asesino que asesinará», aparecía codificado «Amir». El nombre de Amir había permanecido allí durante tres mil años, esperando a que nosotros tropezáramos con él. Pero el código de la Biblia no es una bola de cristal: es imposible encontrar algo si uno no sabe qué es lo que está buscando. No estábamos, a todas luces, ante una variante del tipo Nostradamus, con frases como «Una estrella surgirá en Oriente y caerá el Gran Rey», plausibles de ser leídas de tal modo que siempre resulten proféticas. Aquí se proporcionaban detalles tan precisos como los de la cobertura que la CNN había hecho del suceso: el nombre completo de Rabin, el de su asesino, el año de su asesinato, etc., todos ellos -salvo Amir- desvelados antes del fatal desenlace. 

No obstante costaba creerlo. Le pregunté a Rips si no era factible encontrar información similar en cualquier texto, o en combinaciones al azar de letras sin verdadero sentido. Tal vez la presencia de la fecha en que empezaría la guerra del Golfo, incluso la del asesinato de Rabin, eran pura coincidencia. Rips, por toda respuesta, sacó una moneda del bolsillo y la lanzó al aire. «Si esta moneda es justa, la mitad de las veces debería caer del lado de la cara y la otra mitad del lado de la cruz. Si yo lanzara la moneda veinte veces y siempre cayera de un mismo lado, la gente diría que está cargada. La probabilidad de que caiga veinte veces seguidas del mismo lado es menor a una en un millón.» 

La Biblia -concluyó Rips- es la moneda cargada. Lleva un código dentro.» Citó a continuación su primer experimento, el de los sabios codificados en el Génesis: «La única alternativa es que se trate de un hecho absolutamente azaroso, que por puro azar hayamos tropezado con la mejor combinatoria de 32 nombres y 64 fechas. Pero eso sólo ocurriría una vez en diez millones.» Sin embargo, si Rips está en lo cierto, si hay un código en la Biblia y si este código predice el futuro, la ciencia convencional carece por ahora de explicación fehaciente. No sorprende, pues, que algunos científicos convencionales se resistan a aceptarlo. Uno de ellos, el experto australiano en estadística Avraham Hasofer, atacó la hipótesis del código antes de que Rips publicara su experimento, cuando aún no había evidencias matemáticas que lo validaran. 

Según Hasofer: «En grandes conglomerados de datos resulta inevitable la presencia de cierto tipo de patrones. Es tan dificil encontrar un conjunto de dígitos o letras sin patrones como una nube sin forma o silueta. En cualquier caso, el uso de pruebas estadísticas en cuestiones que atañen a la fe plantea serios problemas.» Rips afirma que su crítico se equivoca tanto científica como religiosamente. Señala que Hasofer no se molestó en realizar la más mínima comprobación estadística, no verificó la solidez matemática de los procedimientos ni se paró a observar el código. «Por supuesto que cualquier texto -aclara Rips-contiene combinaciones azarosas de letras. Las palabras "Saddam Hussein" pueden aparecer en cualquier conjunto lo bastante grande de datos, pero nunca imbricadas con las palabras "Scuds", "misiles rusos" y la fecha de inicio del conflicto, todo ello antes de que ocurriera nada. Tanto da si el texto es de cien mil o de cien millones de letras: no encontraremos información congruente en ninguna parte... a excepción de la Biblia. «Actualmente, un gran sector de la humanidad considera la Biblia como algo folklórico, de contenido mitico, mientras que sólo la ciencia ofrece una lectura aceptable de la realidad. Otros aseguran que la Biblia, en tanto palabra divina, ha de ser cierta, y por consiguiente la que se equivoca es la ciencia. A mi entender, cuando completemos nuestra comprensión de ambas, ciencia y religión se fundirán en una y por fin tendremos una teoría unificada completa.» En los casi tres años que lleva publicado, nadie ha enviado una refutación en regla a la revista matemática donde el artículo de Rips-Witztum apareció. Los experimentados científicos que revisaron la consistencia del código no han objetado su existencia. 

Pese a su escepticismo inicial, tanto el veterano descodificador del Pentágono como los tres revisores de la revista matemática y los profesores de Harvard, Yale y la Universidad Hebrea acabaron creyendo en el código de la Biblia. Dijo Einstein en cierta ocasión: «Por persistente que sea, la distinción entre pasado, presente y futuro es pura ilusión.» El tiempo, advertía Einstein, no es en modo alguno lo que parece. No fluye en una única dirección. El futuro y el pasado coexisten. Newton, el otro gran fisico que definió nuestro universo, no sólo afirmó que el futuro ya existe sino que creía en la posibilidad de predecirlo; de hecho, dedicó parte de su vida a buscar en la Biblia un código oculto capaz de anticipar el futuro. Algunos científicos actuales, entre ellos el que quizá goza hoy de mayor renombre, Stephen Hawking, creen que llegará un momento en que podremos viajar en el tiempo. «No es improbable -aventura Hawking-que en un futuro tengamos la capacidad de viajar en el tiempo.» Tal vez, el poeta T. S. Eliot no estaba tan desacertado cuando escribió: «El tiempo presente y el pasado / Quizá están presentes en el tiempo futuro / Y el futuro encerrado en el tiempo pasado.» Pero yo no estaba preparado para aceptar esta codificación del futuro en la Biblia sin la clase de pruebas en las que nos apoyamos los periodistas: hechos reales y contrastados. Pasé toda una semana junto a Eli Rips, trabajando codo con codo en su ordenador. Le pedí que buscara cosas relacionadas con acontecimientos mundiales corrientes, con un cometa que acababa de ser avistado, con datos científicos modemos; una vez tras otra, el Antiguo Testamento aportaba la información requerida. Y cada vez que recurríamos al texto de control, la traducción hebrea de Guerra y paz, la información no aparecía. Estaba en la Biblia; en otros textos no. Durante aquella semana, así como en mis seis subsiguientes estancias en Israel y a lo largo de cinco años de investigación personal, fuimos encontrando diez, luego cien y finalmente mil acontecimientos actuales codificados en la Biblia. En ocasiones, si el titular del New York Times o el Jerusalem Post era lo bastante relevante, no resultaba descabellado dirigirse al código, pues allí, en un documento escrito tres mil años antes del suceso, éste aparecía anunciado con pelos y señales. La información demostró, una y otra vez, ser tan precisa como la de los artículos de los periódicos: nombres, lugares, fechas, todo tipo de datos codificados a lo largo y ancho del Pentateuco, desde el Génesis hasta el Deuteronomio. Y a veces incluso aparecía antes de que ocurriesen los hechos. 

Seis meses antes de las elecciones presidenciales de 1992 en Estados Unidos, el código vaticinó la victoria de Bill Clinton. Conectado a «Clinton» se leía su futuro cargo, «presidente». La más reciente de las sacudidas políticas de la historia norteamericana, la caída de Richard Nixon a raíz del escándalo del Watergate, también está codificada en la Biblia. «Watergate» aparece junto a «Nixon» y el año de su dimisión forzosa, 1974. Cerca de «Watergate», el código oculto plantea una pregunta: «¿quién es él?», y responde: «presidente, pero fue destituido». La Depresión está codificada en relación al crash del mercado de valores. «Colapso económico» y «depresión» aparecen juntos en la Biblia, y también la palabra «valores». El año en que empezó todo, 1929 («5690»), completa la información. Pero también están codificados los triunfos del hombre, como por ejemplo el alunizaje. «Hombre en la Luna» aparece junto a «nave espacial» y «Apolo 11». 

El código menciona incluso la fecha exacta en que Neil Armstrong pisó la superficie lunar por pnmera vez: 20 de julio de 1969. También las célebres palabras de Armstrong, «Es un paso pequeño para un hombre pero un paso de gigante para la humanidad», tienen su eco en el código secreto. Allí donde consta la fecha del magno acontecimiento, una frase entrecruza la palabra «Luna»: «hecho por la humanidad, hecho por un hombre». Todo esto y la referencia concreta a la «Apolo 11» se encuentran en el pasaje del Génesis donde Dios le dice a Abraham: «Mira el cielo y cuenta las estrellas, si puedes contarlas.» Durante los años posteriores a mi primer viaje a Israel continué rastreando el código de la Biblia por mi cuenta, no como matemático sino como investigador periodístico, contrastando las menciones con los hechos. 

Mi criterio era que toda información acerca del pasado reciente y el futuro próximo podía aportar pruebas y añadir datos a lo que la ciencia matemática había establecido sin aparentes fisuras. Transcurridos dos años de mis investigaciones, encontré en el código una predicción astronómica... y no tardé en ver cómo se cumplía en el mundo real. En julio de 1994, el mundo entero fue testigo de la mayor explosión jamás presenciada en nuestro sistema solar. 

Un cometa bombardeaba a Júpiter con una fuerza superior al billón de megatones, creando bolas incandescentes más grandes que la Tierra. Yo mismo había encontrado en la Biblia, dos meses antes de la colisión, la información codificada acerca de Júpiter y el cometa mediante un programa de ordenador hecho para mi en Israel en base al modelo matemático de Rips. Las menciones al choque eran dos, una en el libro del Génesis y otra en el de Isaías. 

En ambas, el cometa, bautizado como «Shoemaker-Levy», aparecía codificado con su nombre completo -o sea, los apellidos de quienes lo descubrieron en 1993-y su impacto con Júpiter estaba representado de un modo gráficamente explícito. En el código de la Biblia, el nombre del planeta y el del cometa se entrecruzan dos veces. En Isaías di, antes de que ocurriera, con la fecha exacta del impacto: 16 de julio. Algo que los astrónomos modernos habían logrado predecir con apenas unos meses de anticipación ya se encontraba descrito en el código bíblico, con absoluta precisión, desde hacía tres mil años. 

Este sobrecogedor descubrimiento tuvo en mí un efecto tal que volví a creer en el código con más convicción que antes. Durante dos años no había cesado de preguntarme ¿es posible que exista algo así?, ¿pudo una inteligencia no humana codificar el texto de la Biblia? Y cada mañana, a pesar de las abrumadoras pruebas que lo confirmaban, me despertaba sumido en un mar de dudas. 

¿Y si se trataba de un fraude? ¿Y si, en lugar de una nueva revelación, estábamos ante un caso similar a los diarios de Hitler, con un Clifford Irving cósmico como autor? Rabinos y académicos jamás se han puesto de acuerdo sobre el origen de la Biblia. Las autoridades religiosas sostienen que los primeros cinco libros, del Génesis al Deuteronomio, fueron escritos por Moisés hace más de tres mil años. 

Los académicos les atribuyen en cambio muchos autores, que habrían redactado el texto a lo largo de varios siglos. Pero se trata de una discusión irrelevante. El Antiguo Testamento existe como tal al menos desde hace mil años. Desde entonces, cosa que ningún erudito pondría en duda, no ha cambiado ni una sola coma. Existe una versión completa que data del año 1008 (el códice de Leningrado) y todas las Biblias en hebreo que se publican la reproducen letra por letra. Así pues, el texto utilizado por el programa de ordenador -aquel en el que yo encontré la fecha exacta (16 de julio de 1994) de la colisión del cometa con Júpiter-ha permanecido intacto durante, como mínimo, mil años. Lo cual invalida la posibilidad de un fraude, ya que el falsificador habría tenido igualmente que conocer el futuro. Ningún falsificador había codificado la colisión de Júpiter; ni en tiempos bíblicos ni en la Edad Media ni en la primavera de 1994, es decir, dos meses antes de que ocurriera. Una vez más, la certeza me acompañaba. 

Fui a ver a Rips a la Universidad de Columbia. Estaba allí como profesor visitante y ocupaba el mismo despacho del edificio de matemáticas que en otra época perteneciera a Lipman Bers, el presidente de la American Mathematical Society que veintiséis años atrás organizó la campaña mundial para liberar a Rips de las prisiones soviéticas. En 1968, Rips era uno de tantos jóvenes recién graduados de la URSS. 

La indignación ante la invasión de Checoslovaquia lo llevó a manifestarse en contra; el régimen lo detuvo y lo encerró. Dos años después, gracias a la solidaria intercesión de sus colegas occidentales, Rips era liberado y autorizado a emigrar a Israel. Actualmente ejerce de profesor en la Universidad Hebrea de Jerusalén, pero también ha impartido clases en las universidades de Chicago y Berkeley, y goza de prestigio mundial entre los matemáticos. En su despacho de Columbia, Rips estudió la hoja impresa con mi descubrimiento de la colisión en Júpiter. «Esto es apasionante», exclamó. Como yo, a veces Rips no podía evitar que la precisión del código lo siguiera sobresaltando. Los atrónomos sabían que el planeta chocaría con Júpiter pues podían seguir su trayectoria, y sabían cuándo ocurriría el impacto pues podían medir su velocidad. 

Pero, quienquiera que fuese el codificador de la Biblia, lo cierto es que disponía de esa misma información cuando obtenerla era aún imposible, miles de años antes de que Shoemaker y Levy hubieran descubierto siquiera el cometa. ¿Cómo podía la Biblia contener la fecha exacta de la colisión? He ahí, desde luego, la gran pregunta: ¿se puede conocer el futuro? Rips y yo fuimos a ver a David Kazhdan, uno de los principales matemáticos de Harvard. Kazhdan confesó que creía en la realidad del código de la Biblia pero que se veía incapaz de explicar cómo funcionaba. -Todo parece indicar –dijo-que hace tres mil años la Biblia fue codificada con información sobre acontecimientos futuros. 

He estudiado los resultados. Son científicamente inobjetables. Creo que el código existe. -Pero ¿cómo funciona? -le pregunté. -Lo ignoro -respondió Kazhdan-. Pero no olvidemos que el hombre aceptó la existencia de la electricidad cien años antes de poder explicar cómo funcionaba. Les pregunté a ambos cómo era posible que alguien, hombre o Dios, pudiera ver lo que aún no había ocurrido. Hasta entonces, yo creía que el futuro no existía mientras no hubiera ocurrido. -El mundo -fue la respuesta teológica de Rips- fue creado. Su Creador no está limitado por el tiempo o el espacio. 

Para nosotros, el futuro no existe. Pero el Creador vio de un solo golpe todo el universo, del principio al fin. -La ciencia -fue la respuesta newtoniana de Kazhdan-acepta que si conocemos la posición de cada molécula y cada átomo, podemos prever su desarrollo. En un mundo mecánico, basta conocer la situación y velocidad de un objeto (ya sea una bala o un cohete rumbo a Marte) para saber con precisión adónde y cuándo llegará. Como ve, no es tan complicado anticipar el futuro. Sin embargo –continuó-, si usted me pregunta si me sorprende que el futuro esté codificado en la Biblia, desde luego he de decirle que sí. I. Piatetski-Shapiro, destacado matemático de Yale, también confirma el código, pero no puede dejar de asombrarse ante su capacidad para predecir hechos que ocurrieron mucho después de que la Biblia fuera escrita. «Creo que si, que el código existe -dice Piatetski-Shapiro-. Conozco los resultados y admito que son sorprendentes. Predicciones del futuro, de Hitler, del Holocausto...» 

Doron Witztum, el colaborador israelí de Rips, se ocupó de realizar en el código bíblico una búsqueda exhaustiva del término «holocausto», que dio por resultado la aparición de numerosos y estremecedores detalles. «Hitler» y «nazi» se encontraban junto a «matanza». «En Alemania» se cruzaba con «nazis» y «Berlin». Y el hombre que dirigió los campos de concentración, «Eichmann», aparecía junto a «los hornos» y «exterminio». «En Auschwitz» aparecía codificado allí donde el texto original de la Biblia dice: «un fin a toda la carne». Incluso los detalles más técnicos de la «solución final» tenían cabida en el código. El gas empleado para matar a los judios, el «Zyklon B», flanqueaba el nombre de «Eichmann». 

Piatetski-Shapiro, que había tenido acceso a estos hallazgos, estaba impresionado. -Mi instinto matemático -señaló- me dice que aquí hay algo verdadero. No obstante, el profesor de Yale no encontraba una explicación cabal a este fenómeno. -No hay, dentro del sistema de leyes matemáticas que conocemos, nada que explique la predicción del futuro. 

La física newtoniana -objetó Piatetski-Shapiro-es demasiado simple para explicar un conjunto de predicciones tan complejo y detallado. Tampoco la física cuántica nos saca de apuros. Yo creo que estamos ante una inteligencia que trasciende nuestro alcance. El matemático hizo una breve pausa y luego continuó: -Sólo veo una respuesta. Dios existe. -¿Podremos explicarlo algún día en términos puramente científicos? -pregunté. -Lo dudo -repuso él-. Quizá en parte, pero algo siempre permanecerá oculto. Es posible, en teoría, creer en el código de la Biblia sin creer en Dios. 

Pero aquel que acepta la existencia de Dios ya no necesita preguntarse quién puede ver el futuro. Si el futuro puede ser previsto, ¿puede también ser modificado? En otras palabras, si hubiéramos conocido de antemano las intenciones de Hitler, ¿habríamos podido evitar la segunda guerra mundial? ¿Podrían haber esquivado Rabin o Kennedy las balas de sus asesinos? Suponiendo que los nombres de Amir u Oswald hubieran aparecido en el código de la Biblia antes de que todo ocurriera, ¿habrían podido ser detenidos a tiempo? ¿Existía acaso una probabilidad alternativa, una que contemplara la detención de los pistoleros y conservara con vida a Kennedy o Rabin? La cuestión radica en saber si el código de la Biblia vaticina lo que pasará o sólo nos previene de ello; si predice un futuro único y predeterminado o presenta todos los futuros posibles. 

Éste es precisamente el debate que ocupa a los fisicos desde que Werner Heisenberg formulara su célebre principio de incertidumbre. Stephen Hawking nos lo explica con meridiana sencillez: «¡Cómo podemos pretender predecir con exactitud el futuro si ni siquiera somos capaces de medir con exactitud el estado actual del universo!» La mayoría de los científicos creen que el principio de incertidumbre es una propiedad fundamental e ineluctable del mundo. Según este principio no habría un futuro único sino muchos futuros posibles. 

Recurramos nuevamente a Hawking: «La mecánica cuántica no predice un único resultado definido para cada observación. Predice, en cambio, los diferentes resultados posibles y sus probabilidades de ocurrir.» ¿Presenta, pues, la Biblia, al igual que la mecánica cuántica, todas las variantes posibles? ¿O anuncia predicciones invariables, talladas en piedra? Algunas, como la del asesinato de Rabin, han ocurrido sin lugar a dudas. 

¿Es esto cierto para todas las predicciones? Si bien no contamos aún con experiencia suficiente como para responder a esta pregunta, podría ser que ni siquiera la regla aparentemente inamovible del principio de incertidumbre rigiese en el caso del código. De hecho, toda la ciencia convencional y la totalidad de los conceptos convencionales de realidad podrían perder toda relevancia si un ser situado fuera del sistema, fuera de nuestras tres dimensiones, fuera del tiempo, hubiera codificado la Biblia. 

De ser así, el código no tendría que obedecer ninguna de nuestras leyes, ya fueran científicas o no. Hasta Hawking admite que nuestras reglas del azar no tienen por qué aplicarse a Dios: «Nada nos impide imaginar un sistema de leyes capaz de determinar los acontecimientos para un ser sobrenatural.» Desde el momento en que aceptamos que no estamos solos -y que existe una inteligencia que trasciende la nuestratodo lo demás requiere un reposicionamiento. El gran genio de la ciencia contemporánea, Albert Einstein, jamás quiso aceptar la idea de que el universo estuviera gobernado por el azar. «No hay duda de que la mecánica cuántica causa gran impresión. Pero - objetaba Einstein-una voz interna me dice que todavía no hemos llegado al meollo del asunto. La teoría habla de muchas cosas pero no nos acerca ni un ápice al secreto del "Gran Jefe".» «Dios -afirmaba Einstein- no juega a los dados.» 

¿Era posible que un código oculto en la Biblia hubiera registrado una serie de hechos miles de años antes a que éstos ocurrieran, hubiera consignado nuestra historia anticipandose a ella y fuera capaz de revelarnos un futuro que nosotros aún no habíamos vívido? Abrumado por estas preguntas, me dirigí al matemático más célebre de Israel, el doctor Robert J. Aumann. Se trata de uno de los expertos mundiales en teoría de juegos, miembro de las academias de ciencias estadounidense e israelí. «El código de la Biblia -dijo tajante Aumann-es un hecho. El planteamiento científico es impecable y los resultados de Rips son altamente significativos, de un modo inusual en el mundo de la ciencia. He leído sus trabajos con atención; los resultados son claros y están perfectamente desarrollados. Es más de cuanto se puede pedir en términos estadísticos. 

El rendimiento más exigente no suele pasar de una probabilidad en un millar. Los resultados de Rips son significativos como mínimo a un nivel de una en cien mil. No es nada frecuente ver resultados así en la experimentación científica. «Es de vital importancia continuó Aumann-dispensarle a éste el mismo tratamiento que a cualquier otro experimento científico, ser muy fríos, muy metódicos, hacer las pruebas pertinentes y verificar los resultados. Por lo que a mí respecta, el código de la Biblia no ofrece dudas. Le hablo como contable. He revisado los libros y no hay cuenta que no cuadre. Son de una limpidez inmaculada.» Al principio, Aumann había albergado serias dudas. 

Le resultaba dificil aceptar que un código oculto en la Biblia pudiera revelar el futuro. «Es algo que se contradecía con mi formación matemática e incluso con los planteamientos religiosos a los que me había amoldado. Se aleja tanto del conocimiento científico... No ha habido nada igual en siglos y siglos de ciencia moderna.» Aumann habló con destacados matemáticos de Israel, de Estados Unidos, de Europa, del mundo entero. Ninguno pudo señalar el más mínimo fallo en el procedimiento de Rips. Aumann siguió durante años los trabajos de Rips y dedicó varios meses a revisarlos en detalle. Finalmente, el 19 de marzo de 1996, el más famoso de los matemáticos israelíes comunicó a la Academia de Ciencias de Israel sus conclusiones: «El código de la Biblia es un hecho demostrado.» 

Pero el código esconde grandes misterios aún no desentrañados. Rips, que es quien más sabe del tema, lo compara con un gigantesco puzzle de millares de piezas de las que nosotros conocemos apenas unos cientos. «Si el código cobrara amplia difusión -previene Rips-y la gente intentase emplearlo para predecir el futuro, deberían saber que es muy complejo. Allí pueden estar contempladas todas las probabilidades y aquello que hagamos Podría determinar los acontecimientos. Quizá fue hecho así a fin de preservar el libre albedrío. 

Lo peor que podría ocurrir es que alguna gente interpretara lo que está codificado en la Biblia como mandamientos, como órdenes a cumplir. Porque no es eso, es sólo información, no pueden ser sino probabilidades.» Sin embargo, si el código de la Biblia contempla todas las probabilidades, la gran pregunta, lejos de desaparecer, asume otra magnitud: ¿cómo puede un código contener cada instante de la historia humana? En términos históricos, el asesinato de Rabin, el escándalo del Watergate, incluso la llegada del hombre a la Luna no son más que momentos puntuales. ¿Cómo pueden estar codificados todos y cada uno de esos momentos en un solo libro? Le pregunté a Rips si había algún limite a la información del código. 

¿Qué proporción de nuestra historia podía contener la Biblia? «La entera totalidad -contestó el matemático. Volvió a citar la frase que me había leído en ocasión de nuestro primer encuentro, las palabras de aquel sabio dieciochesco, el Genio de Vilna-: Es regla que todo lo que fue, es y será hasta el fin de los tiempos está incluido en la Torá.» Pero ¿cómo podía ser esto cierto si el texto original del Antiguo Testamento constaba exactamente de 304805 letras? «En teoría, la información que pudo ser codificada no tiene límite -dijo Rips y, cogiendo mi cuaderno de notas, empezó a desarrollar una ecuación-. Teniendo un conjunto finito podemos buscar el conjunto exponencial y, a continuación, el conjunto de todos los subconjuntos. Además, cada elemento de cada conjunto puede estar activo o inactivo.» Rips había escrito en el cuaderno la siguiente fórmula: S, P(S),P(P(S)) = P2(s)..., PK(S). 

Aunque se me escapaban los detalles matemáticos, entendí lo que quería demostrarme: de una base de datos limitada pueden extraerse incontables combinaciones y permutaciones. «Diez o veinte billones como mínimo. Para hacernos una idea: si empezamos a contar desde uno -explicó Rips-sin parar, noche y día, tardaríamos cien años en llegar a tres billones.» En otras palabras, el código secreto de la Biblia contiene más información de la que podríamos dedicarnos a contar, no ya a encontrar en el texto, a lo largo de varias vidas. 

Sin tomar en cuenta cada uno de los «crucigramas» que genera la intersección de dos, tres o diez palabras distintas. Rips piensa que la información codificada es incalculable y, probablemente, infinita. Y eso que sólo estamos hablando del nivel inicial y menos complejo del código de la Biblia. Siempre hemos tenido a la Biblia por un libro. Ahora sabemos que bajo esa forma se esconden otras. Por ejempío, la de programa informático. Y no porque Rips haya introducido su contenido en un ordenador sino porque su autor original lo diseño para que fuera interactivo y cambiante. Podemos considerar el código de la Biblia como una serie de revelaciones temporizadas, es decir, sólo descifrables mediante la tecnología de la época a que aluden las predicciones. 

Quizá se trate de una forma de información inimaginable para nosotros, del mismo modo que la informática habría resultado inconcebible para los nómadas que hace tres mil años poblaban el desierto. «Seguramente consta de varios niveles más de profundidad -aventura Rips-, pero por el momento carecemos de un modelo matemático lo bastante potente como para acceder a ellos. Sin duda ha de parecerse más a un holograma que a un crucigrama. Estamos hurgando en matrices bidimensionales y probablemente deberíamos buscar en tres dimensiones como mínimo, sólo que ignoramos cómo hacerlo.» Nadie puede explicar, por otra parte, cómo fue creado el código. 

Todos los científicos, matemáticos y físicos que han aceptado su existencia coinciden en señalar que ni los más veloces ordenadores de que disponemos - incluidos todos los Crays de la gran sala central del Pentágono, las unidades principales de la IBM y todos los ordenadores del mundo trabajando juntos-podrían obtener un texto como el que fue codificado hace tres mil años. «Me resulta imposible imaginar -dice Rips-cómo o quién pudo hacer algo así. Estamos ante una mente que supera nuestra imaginación.» El programa de ordenador gracias al cual hemos podido acceder al código no será, sin duda, la última forma que adopte la Biblia. Es probable que su próxima encarnación ya exista y esté esperando a que inventemos la máquina capaz de descubrirla. «Es más -advierte Rips-, me temo que ni siquiera lograremos acabar de descodificar toda la información a la que tenemos acceso. Incluso a este primer nivel, la información parece infinita.» 

No sabemos todavía si todo el pasado y todo el futuro de cada uno de nosotros están contenidos en algún nivel superior y por ahora inaccesible del código secreto de la Biblia. Ello la convertiría, en efecto, en el Libro de la Vida. Lo que sí parece evidente es que el nivel de codificación al que hemos logrado acceder contiene todos los acontecimientos relevantes de la historia mundial. Todos los líderes de la segunda guerra mundial -Roosevelt, Churchill, Stalin, Hitler- están allí. «América», «revolución» y 1776 («5536») aparecen en el mismo sector. «Napoleón» está codificado junto a «Francia», pero también junto a «Waterloo» y «Elba». La revolución que cambió la faz del siglo XX, la «revolución» comunista en «Rusia», está codificada al lado del año en que triunfó, 1917 («5678»). 

Grandes artistas y escritores, inventores y científicos, tanto antiguos como actuales, aparecen por doquier en el texto oculto. «Homero» está descrito como «poeta griego». «Shakespeare» forma parte de una misma secuencia codificada que no sólo revela su nombre sino también sus logros: «Shakespeare» -«llevó a escena» -«Hamlet»-«Macbeth». «Beethoven» y «Johann Bach» aparecen como «compositores alemanes», y «Mozart» es un «compositor» de «música». «Rembrandt» está codificado junto a «holandés» y «pintor». «Picasso» figura como «el artista». También los grandes avances tecnológicos están registrados en el código. 

Los «hermanos Wright» están conectados con la palabra «aeroplano». «Edison» figura junto a «electricidad» y «bombilla», «Marconi» junto a «radio». Los dos científicos cuyas definiciones del universo continúan rigiendo el mundo moderno, Newton y Einstein, se encuentran en el código junto a sus principales descubrimientos. Al lado de «Newton», el hombre que describió el funcionamiento de nuestro sistema solar y la fuerza gravitatoria que mantiene en su sitio a los planetas, aparece la palabra «gravedad». Hasta los intentos del propio Newton por encontrar en la Biblia un código capaz de revelar el futuro están consignados en el texto oculto: cerca del nombre del astrónomo puede leerse «código de la Biblia». A Einstein se lo menciona una vez. En la proximidad se lee «vaticinaron una persona sesuda». 

La palabra «ciencia», intercalada con la frase «un nuevo y excelente conocimiento», cruza el nombre. Y justo encima de «Einstein» el código predice: «revolucionó la realidad». También su teoría de la relatividad está codificada. De hecho, la explicación global del universo que Einstein buscaba y no encontró, la teoría unificada completa, podría encontrarse codificada en la Biblia desde hace tres mil años. Junto al nombre del científico, la única vez que éste aparece, y asimismo al mencionar la teoría de la relatividad, el código da la siguiente pista: «añadir una quinta parte». 

Lo cual parece indicar que no encontraremos la respuesta que buscaba Einstein en nuestro espacio de tres dimensiones ni al añadir la cuarta dimensión temporal, sino en una quinta dimensión cuya existencia ningún fisico cuántico pone hoy en entredicho. «En los textos religiosos más antiguos -observó Rips-también se menciona una quinta dimensión. La llaman "profundidad del bien y del mal".» ¿Cielo e infierno? Estas cuestiones en otro tiempo preocupaban al hombre, pero pocos científicos actuales, y aún menos periodistas, suelen tomarlas en serio. Sin embargo, el código secreto de la Biblia vuelve a situarnos ante las grandes preguntas de antaño. 

¿Prueba el código que hay un Dios? Para Eli Rips, la respuesta es sí. «El código de la Biblia ofrece pruebas científicas inapelables», declara el matemático. Pero Rips creía en Dios antes de encontrar tales pruebas. Muchos otros coincidirán con él en que por fin tenemos pruebas seculares de su existencia. Por mi parte, sólo sé que ningún humano pudo haber codificado la Biblia de esta manera. Contamos, pues, con la primera prueba científica de que existe, o al menos existió en la época en que fue escrita la Biblia, una inteligencia que trasciende la nuestra. Ignoro si se trata de Dios. 

Pero estoy seguro de que codificar información en la Biblia respecto de hechos que ocufflrían tres mil años después no está al alcance de ningún ser humano. Si tanto el asesinato de Rabin como la guerra del Golfo y el impacto de un cometa en Júpiter están codificados, y no hay duda de que lo están, sólo es posible que lo hiciera una inteligencia muy distinta de la nuestra. El código de la Biblia nos empuja a aceptar algo que el texto bíblico no puede sino inducirnos a creer: no estamos solos. Pero el código no sólo anuncia la existencia de su codificador. También pretende hacernos llegar una advertencia. 

CAPÍTULO DOS «EL HOLOCAUSTO ATOMICO» 

Con palabras claras, tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento predicen que la «batalla final» comenzará en Israel, con un ataque a la Ciudad Sagrada, Jerusalén, y finalmente se extenderá al mundo entero. El libro del Apocalipsis anuncia que «será Satanás soltado de su prisión y saldrá a seducir a las naciones de los cuatro extremos de la tierra, a Gog y a Magog, y a reunirlos para la guerra, numerosos como la arena del mar. Subieron por toda la anchura de la tierra y cercaron el campamento de los santos y de la ciudad amada Pero bajó fuego del cielo y los devoré». 

En el código de la Biblia sólo una capital del mundo aparece ligada con «guerra mundial» u «holocausto atómico», y ésta es «Jerusalén». El día del asesinato de Rabin encontré las palabras «todo su pueblo en guerra» codilicadas en la Biblia. La advertencia de guerra total estaba escondida en la misma matriz del código que predecía el asesinato. «Todo su pueblo en guerra» aparecía justo encima de «asesino que asesinará», en el mismo lugar de «Itzhak Rabin». 

Regresé inmediatamente a Israel. El asesinato de Rabin lo cambiaba todo. Era la primera ocasión en que el código de la Biblia me parecía enteramente real. De pronto, lo que estaba codificado se convertía en cuestión de vida o muerte. El código advertía de que todo el país estaba en peligro. Israel lloraba la muerte de Rabin; entretanto, yo trabajaba con Eli Rips en su casa de las afueras de Jerusalén. Tratábamos de descodificar los detalles de la nueva predicción. «todo su pueblo en guerra». Rips y yo buscamos en el código de la Biblia las señales de un conflicto catastrófico. Todavía no sabíamos que el código advertía de un ataque atómico a Jerusalén Aún no habíamos encontrado las palabras «guerra mundial». 

Pero en el primer barrido de ordenador encontramos las palabras «holocausto de Israel». El «holocausto» estaba codificado una vez, comenzando en un versículo del Génesis en el que el patriarca Jacob anuncia a sus hijos lo que acontecerá a Israel en el «fin de los días». «Lo primero es saber cuándo» -dijo Rips- e inmediatamente revisó los siguientes cinco años; el resto del siglo. De repente palideció y me mostró los resultados. El año judío en curso, 5756 el final de 1995 y la mayor parte, de 1996 del calendario moderno-aparecía en el mismo lugar que la predicción del nuevo «holocausto». 

El cuadro era decididamente aterrador. Evidentemente, el año se conectaba con «holocausto de Israel». Era una unión perfecta. «5756» figuraba en un versículo en el que aparecía codificado el «holocausto». El año 2000, 5760 del antiguo calendario, también aparecía conectado, pero en aquel momento el último año del siglo parecía distante. En los días que siguieron al asesinato de Rabin en esa segunda semana de noviembre de 1995, lo abrumador era la clara mención del «holocausto» junto al año en curso. ¿Cuáles son las probabilidades? pregunté a Rips. Mil contra una -respondió. 

¿Qué podía originar un holocausto en el Israel moderno? Lo único que acertábarnos a imaginar era un ataque nuclear. De manera inesperada el antiguo texto sagrado nos sorprendió con una imagen completamente moderna: «holocausto atómico». Estas palabras aparecían sólo una vez. Tres años de los cinco siguientes ocupaban el mismo lugar: 1996, 1997 y el año 2000; pero de nuevo el que atrajo nuestra atención fue el año en curso, 5756. «En 5756» figuraba justo debajo de «holocausto atómico». ¿Cuáles son las probabilidades de que se repita dos veces por casualidad? -pregunté. -Una en un millón dijo Rips. Existían advertencias de peligro durante el resto del siglo, y más allá. 

Si el código de la Biblia estaba en lo cierto, Israel correría un peligro sin precedentes durante al menos cinco años. Sólo había un año codificado junto a «holocausto atómico» equiparable a 1996... 1945 el año de Hiroshima. Miramos otra vez la frase «todo su pueblo en guerra», la declaración que aparecía junto al asesinato de Rabin. Estas mismas palabras también estaban codificadas al lado de «holocausto atómico», De hecho, aparecían tres veces en el texto de la Biblia, dos de ellas codificadas con «holocausto atómico». Rips volvió a calcular las probabilidades. 

De nuevo eran al menos de mil contra una -pregunté a Rips qué probabilidades tenían cada uno de los peligros previstos-la guerra, el holocausto, el ataque atómico de aparecer codificados en el texto en tales condiciones. No tenemos cómo calcularlo dijo Rips-. Pero ha de ser de varios millones contra uno. El código de la Biblia parecía vaticinar un nuevo holocausto, la destrucción tota! de 

Género: Otros géneros 
Canal: vozypensamiento


Código secreto de la Biblia con Bruno Cardeñosa (1998)

Ir a descargar

Código secreto de la Biblia con Bruno Cardeñosa [1998]
47:14 min

Bruno Cardeñosa cuenta en qué consiste el descubrimiento de Michael Drosnin y Eliyahu Rips. 

Género: Radio 
Canal: Historia & Misterio


Milenio 3. Programa 104. EL CÓDIGO SECRETO DE LA BIBLIA

Ir a descargar

Milenio 3. Programa 104. EL CÓDIGO SECRETO DE LA BIBLIAlogo de
52:15 min

Programa número 104 de Milenio 3 emitido en Julio de 2003 en la cadena ser. Programa monográfico sobre el supuesto código que e sconde la Biblia entre sus páginas. 

Género: Radio 
Canal: Milenio 3. Iker Jimenez y Carmen Porter


Los pitagóricos y el código secreto de la Biblia

Ir a descargar

Los pitagóricos y  Biblia.logo de
En el Podcast  Extrañologías  en  Misterio y otras realidades
01:26:54 min

En  el programa de hoy, nuestros extrañólogos nos han traido unos temas fascinantes. José Antonio Plaza nos habla sobre "los pit agóricos". De ellos nos cuenta varias curiosidades y como era la vida de esa sociedad presocrática. Miguel Ángel Ruíz nos ha traido un tema fascinante, sobre " el código de la  Biblia" nos habla de las posibles profecías, y algunos de sus secretos. Las noticias de Extrañologías de la mano de Javier Peinado. Por parte de la dirección buena música y muchas ganas de estar una semana con vosotros. 

Género: Radio 
Canal: Extrañologías


Monográficos de las 3C. El código secreto de la biblia

Ir a descargar

Monográficos de las 3C. El código secreto de la  biblialogo de
35:13 min

Las 3C nos hablan sobre la hipótesis de la existencia de un código bíblico en la Torá judío (el Pentateuco de la Biblia cristiana). Este descubrimiento se le atribuye al matemático israelí Eliyahu Rips quien, según el libro, verificó la existencia de este código tras cumplirse una predicción con fecha exacta. 

Género: Radio 
Canal: La Rosa de Cebrian


el codigo secreto de la Biblia

Ir a descargar

el codigo secreto de la Biblia
05:56 min 

Enigmas del Mundo con Bruno Cardeñosa hablaremos del codigo secreto de la Biblia 

Género: Radio 
Canal: Misterios


El Código Secreto de la Biblia

Ir a descargar

El Código Secreto de la Biblialogo de
42:34 min

El código secreto de la Biblia es un libro publicado en 1997, escrito por Michael Drosnin que sostiene la hipótesis de la existe ncia de un código bíblico en la Torá judío (el Pentateuco de la Biblia cristiana). Este descubrimiento se le atribuye al matemático israelí Eliyahu Rips quien, según el libro, verificó la existencia de este código tras cumplirse una predicción con fecha exacta. 

Género: Podcasting 
Canal: Secretos


El codigo secreto de la biblia

Ir a descargar

El codigo secreto de la biblia
52:19 min

1 PARTE NEWTON BUSCO EL CODIGO DE LA BIBLIA EN 1992 EL MATEMATICO ISRAELI ELIAS ALIPHIS INVENTA O DESCUBRE EL CODIGO DE LA BIBLIA EMITIDO POR MILENIO 3 20/07/2003 

Género: Radio 
Canal: Misterios


El codigo secreto de la biblia ii

Ir a descargar

El codigo secreto de la Biblia ii
01:21:02 min

SEGUNDA PARTE EN 1992 EL MATEMATICO ISRAELI ELIAS ALIPHIS INVENTA O DESCUBRE EL CODOGO DE LA BIBLIA PROGRAMA EMITIDO POR MILENIO 3 20/09/2003 

Género: Radio 
Canal: Misterios


El Codigo secreto de la bBiblia

Ir a descargar

El codigo secreto de la bBiblia
46:19 min

El codigo secreto De La Biblia - La Prediccion del Armageddon. 

Género: Documentales y TV 
Canal: Audio-documentales


Las de más allá: El código secreto de la Biblia

Ir a descargar

Las de más allá: El codigo secreto de la biblia
En el Podcast  En casa de Herrero  en  Magazine y variedades
10:25 min

Entrevista a Luis Alfonso Gámez, periodista y autor del Blog "Magonia". 

Género: Radio 
Canal: EsRadio


Bruno Cardeñosa - 100 Enigmas Del Mundo-Audiolibro 1De4

Ir a descargar

Bruno Cardeñosa - 100 Enigmas Del Mundo-Audiolibro 1De4
01:46:53 min

“100 enigmas del mundo” es un fascinante libro en el que el periodista Bruno Cardeñosa nos acerca a los enigmas históricos tratados en su programa de radio “La Rosa de los Vientos” que nos ofrece “otra visión sobre el pasado y los enigmas científicos más apasionantes”. El libro está dividido en 9 secciones principales, comenzando con los OOPARTS (acrónico del inglés, “objetos fuera de su tiempo”). 

Primer audio 1h 47 minutos. Encontramos objetos sorprendentes como la pila de Bagdag, las calaveras de cristal, la máquina de Antikitera o el martillo fósil, herramientas e instrumentos creados con una tecnología avanzado, pero con miles de años de antigüedad. 

También descubrimos cómo una figurillas de hace 4.000 años, representaban dinosaurios cuando supuestamente no se conocían, o también, como en Texas existen huellas de humanos y de dinosaurios que apuntan a que convivieron juntos. A continuación, se presentan las “Incógnitas de la evolución”. Descubrimientos relativos a neanderthales, homínidos en América, mensajes y seres extraños en las pinturas rupestres o esculturas inquietantes, nos desvelan descubrimientos que resquebrajan “los cimientos relativos a la historia evolutiva del ser humano”. 

Segundo audio 3h18minutos. “Civilizaciones perdidas” nos adentra en un mundo fascinante, personalmente mi preferido, en el que se plantea la increíble hipótesis de que el origen de las civilizaciones fue muy anterior al que establece la “historia oficial”. Su existencia daría respuesta a muchos de los enigmas planteados en el libro. Son varias las evidencias que se analizan, como las Esferas de Costa Rica, ciudades, pirámides y continentes sumergidos, la Puerta del Sol en Bolivia o ¡¡¡restos egipcios en el Gran Cañón del Colorado!!! 

Las dos siguientes secciones, “Monumentos imposibles” y (tercer audio 3h29minutos) “Astronomía y tecnología en el pasado”, están relacionadas con la anterior, viajando por todo el mundo en busca de monumentos como pirámides de varios continentes, el majestuoso ejército de Terracota, esculturas con una fisonomía desconcertante, o ciudades míticas que esconden un pasado plagado de interrogantes. Por supuesto, hay un capítulo dedicado al “enigma de los enigmas”, ¡¡¡la construcción de la pirámide de Keops!!!, que señala las diferentes hipótesis que se han barajado. 

En relación con el tema de la astronomía y la tecnología, seguimos con misterios difíciles de explicar como el mapa de Piri Reis, la ruta de Viracocha, las líneas de Nazca, Stonehenge y otros lugares enigmáticos, que pueden llevar a la sospecha de que “alguien voló en el pasado, siglos y milenios antes del desarrollo de la tecnología aérea”. “De los misterios de la religión”, comienza con algunos episodios bíblicos como el diluvio, la Torre de Babel o la destrucción de Sodoma y Gomorra o personajes como Moisés o Enoc, que revelan una verdad que se señala en el libro, “de Jesús de Nazaret apenas sabemos nada, al igual que desconocemos muchas otras cosas sobre hechos que narra la Biblias”. Sería conveniente añadir aquí que este desconocimiento no es por falta de información o evidencias, sino por ignorancia y falta de interés en saber la verdad. 

Este apartado analiza también temas ya clásicos como la Sábana Santa, el Arca de la Alianza el Código Secreto de la Biblia o los milagros de Lourdes, entrando en el terreno casi de lo fantásticos, para llegar a la existencia de un manuscrito revelador que se añadiría a las evidencias ya existentes sobre la antigüedad de los evangelios, muy cercanos a la época de Jesús, lo cual añade un grado de confiabilidad muy grande a su contenido. 

cuarto audio 2h51min. La séptima sección, “Personajes insólitos que cambiaron la historia”, destaca por su gran interés. Algunos son muy conocidos como Julio Verne, Edison o Nostradamus, otros algo menos, pero todos nos ofrecen aspectos desconocidos e intrigantes sobre sus vidas. 

Como en las mejores obras de suspense, el misterio y la intriga crecen al llegar a los dos últimos capítulos, “Desafíos a la ciencia” y “Criptozoología, en busca de los habitantes desconocidos de la tierra”. Los temas tratados, consiguen sorprendernos en inquietarnos por igual, con temas ya míticos como el Triángulo de las Bermudas, la maldición de Tutankamon, los círculos en los campos de cereales y los encuentros cercanos a la muerte, y otros que se sitúan en un segundo escalón en cuanto a su repercusión mediática pero que llegan a superar en interés a los anteriores, como la explosión de Tunguska o el polvo Zombi de Haití. 

El último capítulo de la criptozoología nos muestra a seres increíbles, misteriosos, algunos nos resultan casi de la familia como el monstruo del lago Ness o el Yeti, otros desearíamos no encontrárnoslo en la vida… “100 enigmas del mundo”, nos invita a realizar un viaje fascinante para el que tenemos que despojarnos de prejuicios e ideas preconcebidas y abrir nuestra mente y dejarnos seducir por el misterio de los enigmas planteados porque, como bien señala el autor, “a nuestro alrededor ocurren hechos que no podemos explicar, que la ciencia ignora, pero que suceden cada día, en cada momento y en todos los lugares. Estos hechos demuestran que no lo sabemos todo, que vivimos en un mundo rodeado de misterio y que desconocemos casi todo sobre nuestros antepasados, sobre el origen de la vida, de los hombres y de las civilizaciones”. 

Fuente: http://megustan-loslibros.blogspot.com/2010/10/100-enigmas-del-mundo-de-bruno.html 

EL AUDIO ES UNA LECTURA REAL, en castellano. Los audios han sido unidos todos de forma correlativa en cuatro únicas partes, tratando que quedaran de forma homogénea y lo mejor distribuidas en archivos lo menos grande posible. Entre las cuatro parte , algo más de 11 horas. 

Canal: Visión Alternativa


Bruno Cardenosa - 100 Enigmas Del Mundo-Audiolibro 2De4

Ir a descargar

Bruno Cardenosa - 100 Enigmas Del Mundo-Audiolibro 2De4
03:04:18 min 

“100 enigmas del mundo” es un fascinante libro en el que el periodista Bruno Cardeñosa nos acerca a los enigmas históricos t ratados en su programa de radio “La Rosa de los Vientos” que nos ofrece “otra visión sobre el pasado y los enigmas científicos más apasionantes”. 

El libro está dividido en 9 secciones principales, comenzando con los OOPARTS (acrónico del inglés, “objetos fuera de su tiempo”). Primer audio 1h 47 minutos. Encontramos objetos sorprendentes como la pila de Bagdag, las calaveras de cristal, la máquina de Antikitera o el martillo fósil, herramientas e instrumentos creados con una tecnología avanzado, pero con miles de años de antigüedad. 

También descubrimos cómo una figurillas de hace 4.000 años, representaban dinosaurios cuando supuestamente no se conocían, o también, como en Texas existen huellas de humanos y de dinosaurios que apuntan a que convivieron juntos. A continuación, se presentan las “Incógnitas de la evolución”. Descubrimientos relativos a neanderthales, homínidos en América, mensajes y seres extraños en las pinturas rupestres o esculturas inquietantes, nos desvelan descubrimientos que resquebrajan “los cimientos relativos a la historia evolutiva del ser humano”. Segundo audio 3h18minutos. 

“Civilizaciones perdidas” nos adentra en un mundo fascinante, personalmente mi preferido, en el que se plantea la increíble hipótesis de que el origen de las civilizaciones fue muy anterior al que establece la “historia oficial”. Su existencia daría respuesta a muchos de los enigmas planteados en el libro. Son varias las evidencias que se analizan, como las Esferas de Costa Rica, ciudades, pirámides y continentes sumergidos, la Puerta del Sol en Bolivia o ¡¡¡restos egipcios en el Gran Cañón del Colorado!!! 

Las dos siguientes secciones, “Monumentos imposibles” y (tercer audio 3h29minutos) “Astronomía y tecnología en el pasado”, están relacionadas con la anterior, viajando por todo el mundo en busca de monumentos como pirámides de varios continentes, el majestuoso ejército de Terracota, esculturas con una fisonomía desconcertante, o ciudades míticas que esconden un pasado plagado de interrogantes. Por supuesto, hay un capítulo dedicado al “enigma de los enigmas”, ¡¡¡la construcción de la pirámide de Keops!!!, que señala las diferentes hipótesis que se han barajado. 

En relación con el tema de la astronomía y la tecnología, seguimos con misterios difíciles de explicar como el mapa de Piri Reis, la ruta de Viracocha, las líneas de Nazca, Stonehenge y otros lugares enigmáticos, que pueden llevar a la sospecha de que “alguien voló en el pasado, siglos y milenios antes del desarrollo de la tecnología aérea”. 

“De los misterios de la religión”, comienza con algunos episodios bíblicos como el diluvio, la Torre de Babel o la destrucción de Sodoma y Gomorra o personajes como Moisés o Enoc, que revelan una verdad que se señala en el libro, “de Jesús de Nazaret apenas sabemos nada, al igual que desconocemos muchas otras cosas sobre hechos que narra la Biblias”. 

Sería conveniente añadir aquí que este desconocimiento no es por falta de información o evidencias, sino por ignorancia y falta de interés en saber la verdad. Este apartado analiza también temas ya clásicos como la Sábana Santa, el Arca de la Alianza el Código Secreto de la Biblia o los milagros de Lourdes, entrando en el terreno casi de lo fantásticos, para llegar a la existencia de un manuscrito revelador que se añadiría a las evidencias ya existentes sobre la antigüedad de los evangelios, muy cercanos a la época de Jesús, lo cual añade un grado de confiabilidad muy grande a su contenido. cuarto audio 2h51min. La séptima sección, 

“Personajes insólitos que cambiaron la historia”, destaca por su gran interés. Algunos son muy conocidos como Julio Verne, Edison o Nostradamus, otros algo menos, pero todos nos ofrecen aspectos desconocidos e intrigantes sobre sus vidas. Como en las mejores obras de suspense, el misterio y la intriga crecen al llegar a los dos últimos capítulos, “Desafíos a la ciencia” y “Criptozoología, en busca de los habitantes desconocidos de la tierra”. 

Los temas tratados, consiguen sorprendernos en inquietarnos por igual, con temas ya míticos como el Triángulo de las Bermudas, la maldición de Tutankamon, los círculos en los campos de cereales y los encuentros cercanos a la muerte, y otros que se sitúan en un segundo escalón en cuanto a su repercusión mediática pero que llegan a superar en interés a los anteriores, como la explosión de Tunguska o el polvo Zombi de Haití. 

El último capítulo de la criptozoología nos muestra a seres increíbles, misteriosos, algunos nos resultan casi de la familia como el monstruo del lago Ness o el Yeti, otros desearíamos no encontrárnoslo en la vida… “100 enigmas del mundo”, nos invita a realizar un viaje fascinante para el que tenemos que despojarnos de prejuicios e ideas preconcebidas y abrir nuestra mente y dejarnos seducir por el misterio de los enigmas planteados porque, como bien señala el autor, “a nuestro alrededor ocurren hechos que no podemos explicar, que la ciencia ignora, pero que suceden cada día, en cada momento y en todos los lugares. 

Estos hechos demuestran que no lo sabemos todo, que vivimos en un mundo rodeado de misterio y que desconocemos casi todo sobre nuestros antepasados, sobre el origen de la vida, de los hombres y de las civilizaciones”. 

Fuente: http://megustan-loslibros.blogspot.com/2010/10/100-enigmas-del-mundo-de-bruno.html 

EL AUDIO ES UNA LECTURA REAL, en castellano. Entre las cuatro partes, algo más de 11 horas. 

Canal: Visión Alternativa


Los enigmas de La Biblia (3de8): El código secreto del libro de la revelación

Ir a descargar

Los enigmas de La Biblia (3de8): El código secreto del libro de la revelación
47:07 min

Los enigmas de La Biblia (3de8): EL CÓDIGO SECRETO DEL LIBRO DE LA REVELACIÓN. 

La batalla del Armagedón, los cuatro jinetes del Apocalipsis, la bestia cuyo número es el 666... Todas estas figuras aparecen en el libro de la Biblia conocido como “Apocalipsis” pero ¿son auténticas las profecías que anuncia? Una nueva teoría sostiene que todas ya se han hecho realidad. 

Género: Documentales y TV 



17º Programa / 16ª Temporada (07 enero 2011) 1ª parte

Ir a descargar

17º Programa / 16ª Temporada (07 enero 2011) 1ª parte
56:12 min

• Noticias de Otros Mundos: Actualidad del mundo del misterio y lo desconocido. 
• Secretos de la Religión: ‘Hechos que el código secreto de la acertó’, con Paco Buitrago. 
• Relatos Inquietantes: ‘La oscura puerta de Gehenna’, con Javier Belmar. 
• Agenda: Libros, cine y buzón del oyente… 
• Voces de Ultratumba: ‘Recopilatorio parafónico’ con Jordi Boch. 
• Materia Reservada: ‘Fuerza Aérea Argentina: Investigación Ovni’, con Silvia P. Simondini. 
• Dirige y presenta: Javier Belmar 

Género: Radio 
Canal: Otros Mundos 'La Nave del Misterio'


17º Programa / 16ª Temporada (07 enero 2011) 2ª parte

Ir a descargar

17º Programa / 16ª Temporada (07 enero 2011) 2ª parte
55:39 min

• Noticias de Otros Mundos: Actualidad del mundo del misterio y lo desconocido. 
• Secretos de la Religión: ‘Hechos que el código secreto de la acertó’, con Paco Buitrago. 
• Relatos Inquietantes: ‘La oscura puerta de Gehenna’, con Javier Belmar. 
• Agenda: Libros, cine y buzón del oyente… 
• Voces de Ultratumba: ‘Recopilatorio parafónico’ con Jordi Boch. 
• Materia Reservada: ‘Fuerza Aérea Argentina: Investigación Ovni’, con Silvia P. Simondini. 
• Dirige y presenta: Javier Belmar 

Género: Radio 
Canal: Otros Mundos 'La Nave del Misterio' 

 

17º Programa / 16ª Temporada (07 enero 2011) 3ª parte

Ir a descargar

17º Programa / 16ª Temporada (07 enero 2011) 3ª parte
48:49 min

• Noticias de Otros Mundos: Actualidad del mundo del misterio y lo desconocido. 
• Secretos de la Religión: ‘Hechos que el código secreto de la Biblia acertó’, con Paco Buitrago. 
• Relatos Inquietantes: ‘La oscura puerta de Gehenna’, con Javier Belmar. 
• Agenda: Libros, cine y buzón del oyente… 
• Voces de Ultratumba: ‘Recopilatorio parafónico’ con Jordi Boch. 
• Materia Reservada: ‘Fuerza Aérea Argentina: Investigación Ovni’, con Silvia P. Simondini. 
• Dirige y presenta: Javier Belmar 

Género: Radio 
Canal: Otros Mundos 'La Nave del Misterio'


Bruno Cardenosa - 100 Enigmas Del Mundo-Audiolibro 4De4

Ir a descargar

Bruno Cardenosa - 100 Enigmas Del Mundo-Audiolibro 4De4
02:50:33 min

“100 enigmas del mundo” es un fascinante libro en el que el periodista Bruno Cardeñosa nos acerca a los enigmas históricos tratados en su programa de radio “La Rosa de los Vientos” que nos ofrece “otra visión sobre el pasado y los enigmas científicos más apasionantes”. El libro está dividido en 9 secciones principales, comenzando con los OOPARTS (acrónico del inglés, “objetos fuera de su tiempo”). 

Primer audio 1h 47 minutos. Encontramos objetos sorprendentes como la pila de Bagdag, las calaveras de cristal, la máquina de Antikitera o el martillo fósil, herramientas e instrumentos creados con una tecnología avanzado, pero con miles de años de antigüedad. También descubrimos cómo una figurillas de hace 4.000 años, representaban dinosaurios cuando supuestamente no se conocían, o también, como en Texas existen huellas de humanos y de dinosaurios que apuntan a que convivieron juntos. A continuación, se presentan las “Incógnitas de la evolución”. Descubrimientos relativos a neanderthales, homínidos en América, mensajes y seres extraños en las pinturas rupestres o esculturas inquietantes, nos desvelan descubrimientos que resquebrajan “los cimientos relativos a la historia evolutiva del ser humano”. 

Segundo audio 3h18minutos. “Civilizaciones perdidas” nos adentra en un mundo fascinante, personalmente mi preferido, en el que se plantea la increíble hipótesis de que el origen de las civilizaciones fue muy anterior al que establece la “historia oficial”. Su existencia daría respuesta a muchos de los enigmas planteados en el libro. Son varias las evidencias que se analizan, como las Esferas de Costa Rica, ciudades, pirámides y continentes sumergidos, la Puerta del Sol en Bolivia o ¡¡¡restos egipcios en el Gran Cañón del Colorado!!! 

Las dos siguientes secciones, “Monumentos imposibles” y (tercer audio 3h29minutos) “Astronomía y tecnología en el pasado”, están relacionadas con la anterior, viajando por todo el mundo en busca de monumentos como pirámides de varios continentes, el majestuoso ejército de Terracota, esculturas con una fisonomía desconcertante, o ciudades míticas que esconden un pasado plagado de interrogantes. Por supuesto, hay un capítulo dedicado al “enigma de los enigmas”, ¡¡¡la construcción de la pirámide de Keops!!!, que señala las diferentes hipótesis que se han barajado. En relación con el tema de la astronomía y la tecnología, seguimos con misterios difíciles de explicar como el mapa de Piri Reis, la ruta de Viracocha, las líneas de Nazca, Stonehenge y otros lugares enigmáticos, que pueden llevar a la sospecha de que “alguien voló en el pasado, siglos y milenios antes del desarrollo de la tecnología aérea”. 

“De los misterios de la religión”, comienza con algunos episodios bíblicos como el diluvio, la Torre de Babel o la destrucción de Sodoma y Gomorra o personajes como Moisés o Enoc, que revelan una verdad que se señala en el libro, “de Jesús de Nazaret apenas sabemos nada, al igual que desconocemos muchas otras cosas sobre hechos que narra la Biblias”. 

Sería conveniente añadir aquí que este desconocimiento no es por falta de información o evidencias, sino por ignorancia y falta de interés en saber la verdad. Este apartado analiza también temas ya clásicos como la Sábana Santa, el Arca de la Alianza el Código Secreto de la Biblia o los milagros de Lourdes, entrando en el terreno casi de lo fantásticos, para llegar a la existencia de un manuscrito revelador que se añadiría a las evidencias ya existentes sobre la antigüedad de los evangelios, muy cercanos a la época de Jesús, lo cual añade un grado de confiabilidad muy grande a su contenido. cuarto audio 2h 51min. La séptima sección, “Personajes insólitos que cambiaron la historia”, destaca por su gran interés. 

Algunos son muy conocidos como Julio Verne, Edison o Nostradamus, otros algo menos, pero todos nos ofrecen aspectos desconocidos e intrigantes sobre sus vidas. Como en las mejores obras de suspense, el misterio y la intriga crecen al llegar a los dos últimos capítulos, “Desafíos a la ciencia” y “Criptozoología, en busca de los habitantes desconocidos de la tierra”. 

Los temas tratados, consiguen sorprendernos en inquietarnos por igual, con temas ya míticos como el Triángulo de las Bermudas, la maldición de Tutankamon, los círculos en los campos de cereales y los encuentros cercanos a la muerte, y otros que se sitúan en un segundo escalón en cuanto a su repercusión mediática pero que llegan a superar en interés a los anteriores, como la explosión de Tunguska o el polvo Zombi de Haití. 

El último capítulo de la criptozoología nos muestra a seres increíbles, misteriosos, algunos nos resultan casi de la familia como el monstruo del lago Ness o el Yeti, otros desearíamos no encontrárnoslo en la vida… “100 enigmas del mundo”, nos invita a realizar un viaje fascinante para el que tenemos que despojarnos de prejuicios e ideas preconcebidas y abrir nuestra mente y dejarnos seducir por el misterio de los enigmas planteados porque, como bien señala el autor, “a nuestro alrededor ocurren hechos que no podemos explicar, que la ciencia ignora, pero que suceden cada día, en cada momento y en todos los lugares. Estos hechos demuestran que no lo sabemos todo, que vivimos en un mundo rodeado de misterio y que desconocemos casi todo sobre nuestros antepasados, sobre el origen de la vida, de los hombres y de las civilizaciones”. 

Fuente: http://megustan-loslibros.blogspot.com/2010/10/100-enigmas-del-mundo-de-bruno.html 

EL AUDIO ES UNA LECTURA REAL, en castellano.Los audios han sido unidos todos de forma correlativa en cuatro únicas partes, tratando que quedaran de forma homogénea y lo mejor distribuidas en archivos lo menos grande posible. Duración total del audio sumada las cuatros partes, algo más de 11 horas. 

Canal: Visión Alternativa


La profecía de Newton (2012-06-22)

Ir a descargar

La profecía de Newton (2012-06-22)logo de
41:09 min

Isaac Newton intentó desentrañar El codigo secreto de La Biblia para así descubrir cual sería la fecha del Apocalipsis. 

Género: Radio 
Canal: Misterios Radio Rinconada


Bruno Cardenosa - 100 Enigmas Del Mundo-Audiolibro 3De4

Ir a descargar

Bruno Cardenosa - 100 Enigmas Del Mundo-Audiolibro 3De4
03:28:52 min

“100 enigmas del mundo” es un fascinante libro en el que el periodista Bruno Cardeñosa nos acerca a los enigmas históricos t ratados en su programa de radio “La Rosa de los Vientos” que nos ofrece “otra visión sobre el pasado y los enigmas científicos más apasionantes”. El libro está dividido en 9 secciones principales, comenzando con los OOPARTS (acrónico del inglés, “objetos fuera de su tiempo”). 

Primer audio 1h 47 minutos. Encontramos objetos sorprendentes como la pila de Bagdag, las calaveras de cristal, la máquina de Antikitera o el martillo fósil, herramientas e instrumentos creados con una tecnología avanzado, pero con miles de años de antigüedad. 

También descubrimos cómo una figurillas de hace 4.000 años, representaban dinosaurios cuando supuestamente no se conocían, o también, como en Texas existen huellas de humanos y de dinosaurios que apuntan a que convivieron juntos. A continuación, se presentan las “Incógnitas de la evolución”. Descubrimientos relativos a neanderthales, homínidos en América, mensajes y seres extraños en las pinturas rupestres o esculturas inquietantes, nos desvelan descubrimientos que resquebrajan “los cimientos relativos a la historia evolutiva del ser humano”. 

Segundo audio 3h18minutos. “Civilizaciones perdidas” nos adentra en un mundo fascinante, personalmente mi preferido, en el que se plantea la increíble hipótesis de que el origen de las civilizaciones fue muy anterior al que establece la “historia oficial”. 

Su existencia daría respuesta a muchos de los enigmas planteados en el libro. Son varias las evidencias que se analizan, como las Esferas de Costa Rica, ciudades, pirámides y continentes sumergidos, la Puerta del Sol en Bolivia o ¡¡¡restos egipcios en el Gran Cañón del Colorado!!! Las dos siguientes secciones, “Monumentos imposibles” y (tercer audio 3h29minutos) “Astronomía y tecnología en el pasado”, están relacionadas con la anterior, viajando por todo el mundo en busca de monumentos como pirámides de varios continentes, el majestuoso ejército de Terracota, esculturas con una fisonomía desconcertante, o ciudades míticas que esconden un pasado plagado de interrogantes. Por supuesto, hay un capítulo dedicado al “enigma de los enigmas”, ¡¡¡la construcción de la pirámide de Keops!!!, que señala las diferentes hipótesis que se han barajado. 

En relación con el tema de la astronomía y la tecnología, seguimos con misterios difíciles de explicar como el mapa de Piri Reis, la ruta de Viracocha, las líneas de Nazca, Stonehenge y otros lugares enigmáticos, que pueden llevar a la sospecha de que “alguien voló en el pasado, siglos y milenios antes del desarrollo de la tecnología aérea”. 

“De los misterios de la religión”, comienza con algunos episodios bíblicos como el diluvio, la Torre de Babel o la destrucción de Sodoma y Gomorra o personajes como Moisés o Enoc, que revelan una verdad que se señala en el libro, “de Jesús de Nazaret apenas sabemos nada, al igual que desconocemos muchas otras cosas sobre hechos que narra la Biblias”. Sería conveniente añadir aquí que este desconocimiento no es por falta de información o evidencias, sino por ignorancia y falta de interés en saber la verdad. 

Este apartado analiza también temas ya clásicos como la Sábana Santa, el Arca de la Alianza el Código Secreto de la Biblia o los milagros de Lourdes, entrando en el terreno casi de lo fantásticos, para llegar a la existencia de un manuscrito revelador que se añadiría a las evidencias ya existentes sobre la antigüedad de los evangelios, muy cercanos a la época de Jesús, lo cual añade un grado de confiabilidad muy grande a su contenido. cuarto audio 2h51min. 

La séptima sección, “Personajes insólitos que cambiaron la historia”, destaca por su gran interés. Algunos son muy conocidos como Julio Verne, Edison o Nostradamus, otros algo menos, pero todos nos ofrecen aspectos desconocidos e intrigantes sobre sus vidas. Como en las mejores obras de suspense, el misterio y la intriga crecen al llegar a los dos últimos capítulos, “Desafíos a la ciencia” y “Criptozoología, en busca de los habitantes desconocidos de la tierra”. Los temas tratados, consiguen sorprendernos en inquietarnos por igual, con temas ya míticos como el Triángulo de las Bermudas, la maldición de Tutankamon, los círculos en los campos de cereales y los encuentros cercanos a la muerte, y otros que se sitúan en un segundo escalón en cuanto a su repercusión mediática pero que llegan a superar en interés a los anteriores, como la explosión de Tunguska o el polvo Zombi de Haití. 

El último capítulo de la criptozoología nos muestra a seres increíbles, misteriosos, algunos nos resultan casi de la familia como el monstruo del lago Ness o el Yeti, otros desearíamos no encontrárnoslo en la vida… “100 enigmas del mundo”, nos invita a realizar un viaje fascinante para el que tenemos que despojarnos de prejuicios e ideas preconcebidas y abrir nuestra mente y dejarnos seducir por el misterio de los enigmas planteados porque, como bien señala el autor, “a nuestro alrededor ocurren hechos que no podemos explicar, que la ciencia ignora, pero que suceden cada día, en cada momento y en todos los lugares. Estos hechos demuestran que no lo sabemos todo, que vivimos en un mundo rodeado de misterio y que desconocemos casi todo sobre nuestros antepasados, sobre el origen de la vida, de los hombres y de las civilizaciones”. 

Fuente: http://megustan-loslibros.blogspot.com/2010/10/100-enigmas-del-mundo-de-bruno.html 

EL AUDIO ES UNA LECTURA REAL, en castellano.Los audios han sido unidos todos de forma correlativa en cuatro únicas partes, tratando que quedaran de forma homogénea y lo mejor distribuidas en archivos lo menos grande posible. Entre las cuatro partes, algo más de 11 horas.- 

Canal: Visión Alternativa 


Episodio 21: fREcuencias MI•LA•grosas> Los Tonos SOLfeggio

Ir a descargar

Episodio 21: fREcuencias MI•LA•grosas> Los Tonos SOLfeggio
02:09:27 min

Episodio 21: fREcuencias MI•LA•grosas> Los Tonos SOLfeggio, 

En éste episodio de CR® hablamos sobre la historia, origen y s ecreto detrás de los tonos Solfeggio decubiertos por el Dr. Clark Ford en Idaho descifrando la física de la Creación y descifrando el libro de Números de la biblia. En él, se incluye un código secreto con la fórmula electromagnética para "LOS MILAGROS". 

Según expertos, éstas Frecuencias Milagrosas reparan el ADN dañado, ¡el secreto de la Creación y la Destrucción de la Vida misma!!! Alexander presenta su nuevo CD (Disco Compacto) de la Serie FS: Frecuencias que Sanan. Éste disco incluye los MIlagrosos Tonos Solfeggio que Da Vinci, Pitágoras y otros grandes pensadores descubrieron y consideraban ser EL SECRETO DE SECRETOS. http://www.concienciaradio.com/ 

Género: Podcasting 
Canal: ConcienCIAradio


Otros Mundos 7-1-2011 ‘La oscura puerta de Gehenna’. Investigación Ovni’.‘Recopilatorio parafónico’

Ir a descargar

Otros Mundos 7-1-2011 ‘La oscura puerta de Gehenna’. Investigación Ovni’.‘Recopilatorio parafónico’
02:39:20 min

Nueva emisión del programa dirigido y presentantazo por Javier Belmar conoceremos las últimas noticias del mundo del misterio y lo desconocido. En la sección de Paco Buitrago “Secretos de la Religión” conoceremos los ‘Hechos que El codigo secreto de la Biblia acertó’, En la sección de Javier Belmar “Relatos Inquietantes” tendremos ‘La oscura puerta de Gehenna’, además de la semanal agenda y Voces de Ultratumba: ‘Recopilatorio parafónico’ con Jordi Boch. en Materia Reservada: ‘Fuerza Aérea Argentina: Investigación Ovni’, con Silvia P. Simondini. No se pierdan esta nueva emisión de la Nave del misterio. 

Género: Radio 
Canal: Misterios


La secta moon, skull&bones, el vaticano y el nuevo orden mundial

Ir a descargar

La secta moon, skull&bones, el vaticano y el nuevo orden mundial.logo de
08:46 min

LA SECTA MOON, SKULL&BONES, EL VATICANO Y EL NUEVO ORDEN MUNDIAL. Con lo que voy a escribir hoy tendré mucho jaleo pues nadie se atreve a escribir sobre la mayor manipulación sufrida por la sociedad desde hace tiempo, el mayor secreto. Información sobre la “destructiva” secta Moon (conocida también por la Iglesia de la Unificación): Aquí. La secta Moon controla “la iglesia de Cienciología” y personajes como George Bush (Skull & Bones) pertenecen a la secta Moon, secta interesada en aglutinar a todas las religiones bajo su estructura. 

Muchos conocéis este organigrama del poder mundial y en principio está bien constituido, pero hay algo más a tener en cuenta y son las intenciones reales de quién se encuentra detrás de todo este “dominio” mundial y de que intenciones tienen para instaurar un único Gobierno y una única religión, donde entraría el proyecto Blue Bean (la segunda venida de Cristo, falsa. Proyecto vinculado al fenómeno ovni). En que contribuye el Vaticano, los Jesuitas y el Papa Negro en todo esto. También os explicaré como ha sido implantada la marca de la bestia en toda la sociedad. 

El “proyecto Vaticano”, puesto en marcha ya hace más de 150 años. Proyecto del Vaticano se dedica a la restauración del Reino mundial de Jesucristo en el tercer milenio. El medio por el cual se esta restauración se realiza en cinco fases: I. La infiltración de los jesuitas en las colonias Inglesas del continente de América del Norte. El uso de documentos falsos y alias en secreto, los jesuitas crearon una red secreta de operadores políticos, que prepararon el camino para que el Vaticano esta vez envíe una multitud de familias católicas que se hacen pasar por protestantes. Poco a poco y discretamente, esta red secreta fue capaz de infiltrarse en los gobiernos civiles en todos los niveles, por lo tanto, conseguir la abolición de las sanciones legales existentes contra el catolicismo romano. II. Jesuitas toman el control de las escuelas cristianas y las universidades. 

El trabajo de los jesuitas fue un éxito al infiltrarse en los consejos escolares, comités y asociaciones con el propósito de la sustitución gradual de los estándares y aplicaciones de la Biblia protestante con la filosofía de los Ejercicios Espirituales de la Compañía de Jesús. Esto dio lugar a la dominación católica romana de la comunidad académica americana. III. la Iglesia Católica y Romana tiene el control puede ejercer presión, controlando a los operarios del Vaticano en los Estados Unidos. Militares de los Estados, el poder judicial y los medios de comunicación. Esto se logró a través de la instigación de la Guerra Civil. 

Los Católicos en el gobierno y la academias empujaron a ambos lados hacia el conflicto armado, la demanda de soldados siempre fue una fácil oportunidad para la infiltración exitosa de la Unión y los ejércitos confederados. Operativos de los jesuitas fueron capaces de controlar las maniobras tácticas de ambos lados, lo que garantiza una mínima pérdida de soldados romanos católicos. Como resultado, las posiciones clave en el poder judicial y la prensa estaban preparados para la penetración de la controlada por el Vaticano, mercenarios al fin de la guerra. IV. El debilitamiento de los militares de EE.UU., tanto en fuerza y ??resolución, en preparación para el gobierno mundial dirigido por el Vaticano. 

Los Caballeros de Colón, se comprometió a poner a América bajo el dominio del Vaticano, continuamente Obispos de EE.UU. presionaron para minar la estrategia nuclear de la nación en la segunda mitad del del siglo 20. Esto precipitó el cambio necesario en el paradigma de los militares estrategas, oficiales y personal alistado de una mentalidad de dominación del mundo a uno de deferencia comunal, un factor esencial en la aplicación que viene de la Fase V del Proyecto de Vaticano. V. Control total de todas las instituciones y los recursos en el planeta Tierra, incluyendo políticos, militares, económicos, educativos, religiosos y ambientales, con el propósito de garantizar la paz, la prosperidad y el orden. 

Fase I a Fase IV han tomado 523 años en completarse, y en los albores del Proyecto del tercer Milenio del Vaticano está a punto de iniciar la Fase V. Esto requerirá la cooperación de los ciudadanos de todas las naciones del planeta, en una escala masiva y no están probados previamente los números. Otras estrategias en el marco del V Fase del Vaticano para la dominación del mundo incluyen: Dilución de los modelos de la profecía escatológica bíblica. La alineación de la agenda homosexual a la igualdad racial y religiosa, lo que garantiza una base de apoyo en número suficiente para el fundamentalismo cristiano bíblico en la categoría de “discurso de odio”. En la sección central de este punto, sus planes para obtener la lealtad al Papa, diciendo: “La falta de los protestantes de una autoridad de gobierno se ha traducido en una obediencia ovejuna a los gobiernos civiles. 

Cumplimiento de tales social, junto con la codicia capitalista ha hecho los fundamentalistas cristianos extremadamente vulnerables a la ingeniería social. ” Internacionales de control monopólico de todas las instituciones y transacciones financieras. Esto comenzó 01 de enero 1993 con la creación del Imperio Romano Europeo ( ERE ). Visa Corporation, está a punto de la etiqueta a todos los ciudadanos con la identificación de la tecnología de código de barras En cuanto a la toma del poder financiero mundial y VISA, Arctic Beacon lector Greg Colón añadió: “Hermanos son conscientes de que la tarjeta Visa? Información del Proyecto Fuente: Vaticano VI – número romano = 6, S – Egipto símbolo = 6, A – Sancrito = 6 = 666 que pierda todo el que toma la marca en la mano o la frente. ” hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre” (Apocalipsis 13.16-17).” “Hay una larga historia de cómo esta información originalmente llegó a mis manos . 

Lo que sucedió fue uno de los residentes en mi propiedad me pidió que colgar un cuadro de ella, pero tenía que estar en mi tiempo no las empresas. Ella me mostró una foto de lo que se conoce en los círculos católicos como el Sagrado Corazón de Jesús y María . Le dijeron que tendría información en blanco y negro en sus manos el lunes explicando que es el corazón de Baal , no Jesús . “Esto sucedió el viernes por la tarde y la noche que por la dirección del Espíritu Santo de acuerdo a Ps. 32: 8, la información sobre el proyecto: el Vaticano estaba en mis manos. La fuente original no está disponible por más tiempo. Tenemos que levantar a un Jesús aún mayor en estos últimos días para que atraiga a todos a el .. 888 = Jesús , mayor es el que está en mí que el que está en el mundo = 666? Esta es una versión corta del incidente, pero necesisaria para comprender la vinculación con el Blue Bean y la secta Moon. 

La comunidad eucarística mundial, es decir, con el materialismo desenfrenado, la destrucción ambiental y la inestabilidad militar de los sistemas capitalistas, el Vaticano respaldado por la romanas católicas Asambleas Ecuménicas ( RCEA ) estará en la posición para exigir el cumplimiento internacional de la adoración eucarística y la comunión … La comunidad eucarística global ( GEC ) se ha invocado formalmente por el Vaticano el 31 de diciembre de 1999, que presidirá la OMC, el GEC y RCEA. La última sección del Vaticano dice que los leales, lo que pueden hacer con el fin de acelerar los planes de Roma, y ??agregó: “Asistir a las iglesias no católicas que aún no están afiliados RCEA con el propósito de alentar a sus ministerios para unirse a la RCEA. 

Realiza grabaciones de audio de sus respuestas y entregar las grabaciones a su representante RCEA. Informar de todos los estados por los no católicos de carácter católico-racial sesgada, homófobo o contra su representante RCEA. “ Aquí tenéis una representación gráfica de quien está moviendo todo lo demás abajo en el gráfico y también promueve todo el movimiento de maestros ascendidos, nueva era y contacto extraterrestre, con el fin de crear una nueva religión y por eso se ha dejado a por lo menos una generación sin ningún tipo de creencia religiosa, para a través de la tecnología hacerles creer en una segunda venida de Cristo, cuando a ellos les parezca el momento oportuno. Siendo una farsa para que el Imperio Romano continúe Gobernando en el Mundo. CATEGORIES: BILDERBERG, EE.UU, ILUMINATI, NWO, VATICANO http://www.mundoconmisojos.es/?p=1646 

Género: Otros géneros 
Canal: vozypensamiento


Mediunidad II

Ir a descargar

Mediunidad II
En el Podcast  LA ZONA OCULTA  en  Misterio y otras realidades
01:01:16 min

Mediunidad II Invitado: Angela Ghislery 2ª Parte: Nuevo Código Secreto de La Biblia. Viernes 4 de Julio de 2003 

Género: Radio 
Canal: Misterios


Desconocidas y Fascinantes: Anne Lister, con Thais Morales

Ir a descargar

Desconocidas y Fascinantes: Anne Lister, con Thais Morales.
En el Podcast  de Viaje  en  Historia y humanidades
13:43 min

ANNE LISTER, una precursora en el siglo XIX, con Thais Morales. Antes de que KD Lang se dejase afeitar por Cindy Crawford en una legendaria portada del Vanity Fair; antes de que Madonna y Annie Lennox jugasen a la androginia musical; antes de que la escritora Virginia Woolf crease a Orlando, ese personaje drag de la historia de la literatura británica, antes de todo eso, existió en Inglaterra la primera lesbiana de la historia moderna: Anne Lister de Halifax. Y para dejar constancia de esa existencia, en la biblioteca central de Halifax, en el condado de West Yorkshire, existen 27 volúmenes (en total 6.600 páginas) que conforman una ingente obra testimonial: los diarios de Anne Lister. 

Una sexta parte de esos diarios, es decir, unas 1.000 páginas, fueron escritas a partir de un código secreto, en el que se mezclan las letras del alfabeto griego antiguo y símbolos algebraicos. ¿Por qué un código secreto en medio de unos diarios? Porque en esas páginas se explican con todo lujo de detalles las relaciones románticas y sexuales de Anne.  Que fue una audaz terrateniente, una intrépida escaladora y una gran amante de mujeres. 

El gran qué de estos diarios es que suponen un testimonio en primera persona de la experiencia de una lesbiana butch de principios de siglo XIX. Anne Lister convivió con la diferecia (a veces la confundían con un hombre) desde que era joven. Sin embargo, a pesar del aislamiento que a veces supuso su rareza, ni una sola vez en los diarios expresa la duda o el sentimiento de culpa por su atracción hacia otras mujeres. Anne reconocía que sí, tenía una “rareza”, pero como ella creía que esta singularidad había sido creada por Dios, no veía ningún cnflicto entre su diferencia y sus creencias cristianas. Ahí radica su modernidad. Anne fue hija del hacendado y excapitán del ejército Jeremy Lister y, como en el casod e Radclyffe Hall, la autora de ‘El pozo de la soledad’, prefería montar a caballo y practicar tiro en lugar de dedicarse a las tareas domésticas propias de las mujeres. 

Nacida en 1791, intrépida viajera y aventurera (fue la primera persona en ascender al Vignemale, la gran montaña del Pirineo francés, en 1838), escritora y heredera de una gran fortuna, Anne siempre supo que era diferente. 

Aunque no usaba la palabra lesbiana, a los 30 años escribió: “Amo y sólo amo al sexo más hermoso y, así, siendo amada por ellas mi corazón se rebela contra cualquier otro amor que no sea el suyo”. Precursora por plantearse una forma de matrimonio homosexual, por reflexionar acerca de su propia identidad y vestirse de hombre (en Halifax era conocida como Gentleman Jack) también se avanzó a otras tendencias: de haber vivido en 1950 habría sido una auténtica stone-butch. Y es que no le gustaba demasiado que le hicieran el amor. “Eso me hace demasiado mujer”, decía. Sus diarios, escritos en un código secreto, fueron descifrados en 1988 y en sus páginas se descubre un registro exacto de su vida cotidiana, sus negocios, sus estudios (llegó a estudiar anatomía en busca de una explicación a su rareza sin hallar nada “externo” que la explicara) y, lo más importante de su vida sexual. alifaxHalifax. 

Gracias a sus diarios sabemos que las lesbianas del siglo XVIII y XIX  no se ceñían de forma inequívoca al modelo de “amistad romántica”. De hecho en sus escritos, se describen muy bien lo que ella llama “besos”, y que se refieren a los “orgasmos”, así como otras prácticas sexuales. “Pronto (Mrs. Barlow) se acerca a mí y puedo acariciarle el sexo más fácilmente”, escribe Anne en una entrada de sus diarios. La lista de amantes de Anne Lister es larga. La primera fue Eliza Raine, la hija de un cirujano de la Compañía de las Indias a la que conoció en el internado de Manor School. Según los diarios de Anne Lister, las adolescentes exploraron su sexualidad, se ‘casaron’ e intercambiaron anillos y votos. 

Cuando las autoridades del colegio pasaron de la sospecha a la certeza sobre la naturaleza de esa amistad, ambas fueron expulsadas y la relación no prosperó. Hacia 1813 Anne heredó la propiedad de Shibbden Hall y seguía buscando una pareja con la que compartir su vida.  Pero, ¿dónde encontrarla? Curiosamente, la iglesia, centro de reunión social en cualquier condado como Dios manda,  se convirtió en uno de los lugares preferidos de Anne para esta tarea. En sus diarios detalla las tácticas para conocer damas en las iglesias y explica cómo las invitaba a tomar el té, los paseos por el bosque con sus candidatas… y todo el proceso del cortejo. 

Casi un manual de autoayuda para ligar en el siglo XIX. Así, Anne conoció a Isabella Norcliffe (a la que llama Tib en los diarios), una mujer seis años mayor que ella y responsable de que ésta conociera al gran amor de su vida, Mariana Lawton en 1812. Anne y Mariana, que sellaron su amor con sendos anillos, no se separarían hasta casi veinte años más tarde, después de que Marianne se hubiera casado con Charles Lawton rompiéndole el a Lister corazón. “Se ha casado por un coche de caballos y una pensión de viudedad”, se lamentó Anne en sus diarios Mantuvieron, no obstante, una relación clandestina durante varios años hasta que Anne, cansada de la situación se fue a París. 

En 1832, regresó a Shibden Hall. Consciente de lo que ella llamaba “mi rareza”, escribió en sus diarios: “Estoy unida a mi propia gente, ellos están acostumbrados a mis rarezas, son amables y civilizados conmigo…”. Entonces conoció a Ann Walker, que fue como su esposa: “Miss W me ha dicho que si accedía a mis deseos otra vez eso debería significar un compromiso. Debería ser lo mismo que un matrimonio. No puso objeción a mi propuesta: le pedí que declarara sobre la Biblia y que aceptara sellar el sacramento conmigo en Shibden o en la iglesia de Lightcliffe”. Con ella comenzó en 1839 su último viaje, a Rusia, donde moriría por culpa de unas fiebres en 1840. 

Seis meses le costó a su mujer lograr regresar a Inglaterra con el cadáver de Lister, que finalmente fue enterrado en la iglesia del condado de Halifax, el 29 de abril de 1841. 

BIBLIOGRAFÍA ‘I Know My Own Heart: The Diaries of Anne Lister 1791–1840′, Hele Whitebread, Virago, 1988 ‘Presenting the Past: Anne Lister of Halifax, 1791–1840′, Jill Liddington.  Pennine Pens, 1994 ‘Anne Lister, The First Modern Lesbian’, Ric Norton, August 2003, http://rictornorton.co.uk/lister.htm Para saber más: “La doncella quiso ser marinero. Travestismo femenino en Europa (siglos XVII-XVIII)” , Rudolf M. Dekker y Lotte van de Pol. Editorial Siglo XXI   

Género: Radio 
Canal: InOutRadio 


juancas

LISTA DE REPRODUCCIÓN - PLAYLIST



  1. JESUCRITO I - viernes 13 de enero de 2012
  2. Mundo Religioso 1 - miércoles 28 de diciembre de 2011
  3. Mundo Religioso 2 - jueves 29 de diciembre de 2011
  4. Mitología Universal 1 (Asturiana) - jueves 29 de diciembre de 2011
  5. El Narrador de Cuentos - UNO - jueves 29 de diciembre de 2011
  6. El Narrador de Cuentos - DOS - jueves 29 de diciembre de 2011

MEDICINA NATURAL, RELAJACION

  1. Medicina Natural - Las Plantas Medicinales 1 (Teoría) - miércoles 28 de diciembre de 2011
  2. Medicina Natural - Plantas Medicinales 1 y 2 (Visión de las Plantas) - miércoles 28 de diciembre de 2011
  3. Practica de MEDITATION & RELAXATION 1 - viernes 6 de enero de 2012
  4. Practica de MEDITATION & RELAXATION 2 - sábado 7 de enero de 2012

VAISHNAVAS, HINDUISMO

  1. KRSNA - RAMA - VISHNU -  jueves 16 de febrero de 2012
  2. Gopal Krishna Movies -  jueves 16 de febrero de 2012
  3. Yamuna Devi Dasi -  jueves 16 de febrero de 2012
  4. SRILA PRABHUPADA I -  miércoles 15 de febrero de 2012
  5. SRILA PRABHUPADA II -  miércoles 15 de febrero de 2012
  6. KUMBHA MELA -  miércoles 15 de febrero de 2012
  7. AVANTIKA DEVI DASI - NÉCTAR BHAJANS -  miércoles 15 de febrero de 2012
  8. GANGA DEVI MATA -  miércoles 15 de febrero de 2012
  9. SLOKAS y MANTRAS I - lunes 13 de febrero de 2012
  10. GAYATRI & SHANTI MANTRAS - martes 14 de febrero de 2012
  11. Lugares Sagrados de la India 1 - miércoles 28 de diciembre de 2011
  12. Devoción - PLAYLIST - jueves 29 de diciembre de 2011
  13. La Sabiduria de los Maestros 1 - jueves 29 de diciembre de 2011
  14. La Sabiduria de los Maestros 2 - jueves 29 de diciembre de 2011
  15. La Sabiduria de los Maestros 3 - jueves 29 de diciembre de 2011
  16. La Sabiduria de los Maestros 4 - jueves 29 de diciembre de 2011
  17. La Sabiduría de los Maestros 5 - jueves 29 de diciembre de 2011
  18. Universalidad 1 - miércoles 4 de enero de 2012

Biografías

  1. Biografía de los Clasicos Antiguos Latinos 1 - viernes 30 de diciembre de 2011
  2. Swami Premananda - PLAYLIST - jueves 29 de diciembre de 2011

Romanos

  1. Emperadores Romanos I - domingo 1 de enero de 2012

Egipto

  1. Ajenaton, momias doradas, Hatshepsut, Cleopatra - sábado 31 de diciembre de 2011
  2. EL MARAVILLOSO EGIPTO I - jueves 12 de enero de 2012
  3. EL MARAVILLOSO EGIPTO II - sábado 14 de enero de 2012
  4. EL MARAVILLOSO EGIPTO III - lunes 16 de enero de 2012
  5. EL MARAVILLOSO EGIPTO IV - martes 17 de enero de 2012
  6. EL MARAVILLOSO EGIPTO V - miércoles 18 de enero de 2012
  7. EL MARAVILLOSO EGIPTO VI - sábado 21 de enero de 2012
  8. EL MARAVILLOSO EGIPTO VII - martes 24 de enero de 2012
  9. EL MARAVILLOSO EGIPTO VIII - viernes 27 de enero de 2012

La Bíblia

  1. AUDIO en ivoox.com - LINKS

  1. El Mundo Bíblico 1 - lunes 2 de enero de 2012 (de danizia)
  2. El Mundo Bíblico 2 - martes 3 de enero de 2012 (de danizia)
  3. El Mundo Bíblico 3 - sábado 14 de enero de 2012
  4. El Mundo Bíblico 4 - sábado 14 de enero de 2012
  5. El Mundo Bíblico 5 - martes 21 de febrero de 2012
  6. El Mundo Bíblico 6 - miércoles 22 de febrero de 2012
  1. La Bíblia I - lunes 20 de febrero de 2012
  2. La Bíblia II - martes 10 de enero de 2012
  3. La Biblia III - martes 10 de enero de 2012
  4. La Biblia IV - miércoles 11 de enero de 2012
  5. La Biblia V - sábado 31 de diciembre de 2011









TABLA - FUENTES - FONTS

SOUV2 BalaramScaGoudyFOLIO 4.2Biblica Font




free counters
Disculpen las Molestias
  1. AUDIO en ivoox.com - LINKS

TABLA de Greek Mythology

Category: Greek Mythology | A - Amp | Amp - Az | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q- R | S | T | U | V | W | X | Y | Z Greek Mythology stub | Ab - Al | Ale - Ant | Ant - Az | B | C | D | E | F - G | H | I | K | L | M | N | O | P | Q - R | R | S | T | A - K | L - Z | Category:Greek deity stubs (593)EA2 | A | B | C | D | E | G | H | I | K | L | M | N | O | P | S | T | U | Z

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada